Carta abierta a Sara Inés Vega


Estás a punto de ingresar, estimada futura alcaldesa de Castro Caldelas, en el restringido cupo de mujeres aupadas a una alcaldía. En Ourense, y en este país, ese es un cometido de hombres y quizás por eso la política está en el calamitoso estado de putrefacción que percibimos los ciudadanos. De los 92 concellos, en tan solo 10 hay una mujer al frente del consistorio. Tú serás la primera del PSOE (¡que tiene 15 alcaldías!) en la provincia lo que me lleva a pensar que las soflamas feministas de tu partido están muy bien en la teoría de un programa o de unos estatutos (y en la boca de Laura Seara o María Quintas), pero muy mal en la práctica política. Llegas como brisa de aire fresco para cambiar las cosas, la atmósfera asfixiante del hartazgo político. Estoy seguro que llevarás a la política más intensidad humana y más sentido común y menos carga partidaria e ideológica.

Así lo hiciste los 14 años al frente de la federación de AMPA públicas. Me alegra tu llegada a la alcaldía por ti, por Castro Caldelas y por Eladio Osorio, tú todavía alcalde quien, por su bonhomía y buen hacer político merecía esta misiva tras sus 30 años de mayorías. Te la dirijo a ti porque eres el futuro y en el futuro debemos poner la ilusión y en el pasado la gratitud. Permíteme que mire a los ochenta y que, parodiando a Tola con Carmen Maura, te diga un esperanzador: «Alcaldesa, tú vales mucho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Carta abierta a Sara Inés Vega