«Mi abuela era cherokee, mi abuelo irlandés: soy una mezcla explosiva»

La cantante Lise Lindstrom protagoniza hoy en A Coruña la gala «Las mujeres de Strauss»


A Coruña / La Voz

Está disfrutando con la tranquilidad que ha encontrado en su regreso a Galicia. La primera vez que estuvo, hace cinco años, cantó Turandot. Ahora, lo encuentra «todo igual de bien, todo perfecto», afirma la soprano Lise Lindstrom, considerada la mejor Turandot del momento. Prueba de ello es que lo ha cantado en el Metropolitan de Nueva York, el Covent Garden de Londres, la Scala de Milán o el Arena de Verona. Esta noche, a las 20 horas en el Palacio de la Ópera de A Coruña, protagoniza la gala Las mujeres de Strauss, un homenaje al compositor en su 150 aniversario. En este concierto de la Temporada Lírica comparte escenario con la mezzosoprano Daniela Sindram y las sopranos María José Moreno y Mercedes Arcuri, con la Sinfónica de Galicia y la dirección de Günter Neuhold.

-¿Cómo han ido los ensayos?

-Fantásticos. La orquesta es magnífica, el director es un gran especialista en el repertorio. No puedo pedir más.

-¿Lo más difícil de la gala?

-Tiene dos dificultades. La primera es que como no es una ópera representada tengo que entrar en escena con toda la energía, con toda la fortaleza, preparada para cantar. En una ópera representada tienes unos tiempos y unos compañeros a los que pedir ayuda. Y más difícil todavía porque tengo que cantar primero Elektra, que es un papel dificilísimo. Al final canto Salomé, una escena de 25 minutos... No quiero ni pensarlo... Y en medio está la Mariscala (El caballero de la rosa), la tercera mujer, que es todo lo contrario: la elegancia, la finura, el donaire... Algo delicadísimo, como si fuera una filigrana, y tanto vocalmente como psicológicamente es un reto grande, sobre todo cuando sales de cantar Elektra totalmente agitada. Ese momento de contención muy difícil. Esto es la mayor dificultad de la gala.

-¿Qué ha cantado de Straus?

-He hecho Salome, Ariadna en Naxos y ahora hago Elektra. Me encantaría cantar Dafne, Helena Egipcíaca, que es una ópera poco conocida de Strauss pero bellísima, y me gustaría cantar La mujer sin sombra, que tiene dos papeles para soprano.

-El Festival de la Ópera y el Mozart unidos han programado una temporada anual. ¿Cómo lo ve?

-No conozco la situación exacta pero está habiendo por todas partes recortes presupuestarios que están dinamitando el mundo de la música. En contraposición, por suerte, aquí se ha llegado a la decisión de unir los dos festivales y este es un punto muy a favor, es una solución perfecta para salvar la música aquí. Cuando he ido a los restaurantes y comento que estoy aquí para cantar en el Palacio de la Ópera todo el mundo me dice que le encantaría ir pero no le es posible porque no hay entradas. Hay muy pocas oportunidades para poder ver un espectáculo de estas características y es una pena que no se apoye más.

-La crisis económica...

-La ópera sin dinero público no se puede hacer. Es cara, porque hay mucha gente detrás, como mínimo 250 trabajadores: orquesta, técnicos, cantantes, maquilladores... En Estados Unidos hay muchos teatros que no tienen apoyo publico y están cerrando.

En estas épocas de crisis económica la gente necesita más aún la música porque les da esperanza, alegría al corazón. Si no se tiene dinero y tampoco música, ¿a dónde vamos?. Ya los griegos decían que sin musica, sin filosofía y sin literatura la vida no sirve de nada, no podemos vivir como seres humanos. Muchas veces pienso que el problema de la educación está en que la gente que tiene el poder no está interesada en que la gran masa esté más educada porque entonces les es más difícil de manejar y van perdiendo parte de su poder... Así ha sido la vida y parece que va a seguir...

-Usted es norteamericana pero tiene raíces europeas ¿no?

-Nací en California. Mi abuelo, el padre de mi padre, es de Noruega. La madre de mi madre es alemana y yo soy una mixta americana. La otra abuela era cherokee y el abuelo irlandés, soy una mezcla explosiva, por eso canto como una mujer loca (risas).

LISE LINDSTROM Soprano

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Mi abuela era cherokee, mi abuelo irlandés: soy una mezcla explosiva»