La Gloriosa provoca la unión de Bouzas, Vigo y Lavadores

El Concello cambia los nombres de las calles relacionados con la monarquía


Vigo / La Voz

eran otros tiempos septiembre de 1868

José de Santiago recogió en su Historia de Vigo como la guarnición del castillo de O Castro se sumó a La Gloriosa, la revolución de 1868, iniciado por el almirante Topete en Cádiz, contra Isabel II y sus políticos. Señalaba en su libro como el pueblo entró, la noche del 30 de septiembre de 1868, en la casa consistorial viguesa para destrozar el retrato de la reina Isabel II y lanzar proclamas antimonárquicas. Incluso, dejó constancia de la entrada, al día siguiente, de la también sublevada fragata Vitoria y como fue aclamada su tripulación por la población viguesa. Sin embargo, el historiador decimonónico obvió las jornadas siguientes, en las que en toda España, y también en Vigo, flotó por primera vez en la historia española el espíritu democrático.

Así pues, Vigo se suma al alzamiento nacional, constituyendo una junta revolucionaria presidida por José Ramón Fernández, y con sus vocalías ocupadas por Juan Tapias, José María González, Juan Ventura Pérez y Víctor Pardo Saavedra. Estas juntas, compuestas por liberales, fueron empleadas por los cerebros de la sublevación para evitar el vacío de poder una vez cayó el régimen isabelino. Su primera acción en Vigo fue rechazar la dimisión presentada por el alcalde Francisco Mendoza y González y acordar «la incorporación de los ayuntamientos de Lavadores y Bouzas al de esta ciudad».

Llovía mucho en Vigo aquellos días. Hasta el punto en que la corporación municipal acordaba la realización de obras urgentes en la casa consistorial debido a las «copiosas infiltraciones que caen directamente sobre el salón que ocupan las oficinas de Sanidad». El calor residía entonces en los ánimos de los vigueses, que recibieron con grandes aclamaciones y música a dos «ilustres patricios» procedentes del exilio británico. El pueblo acudió al hotel donde descansaban el general Juan Contreras y el político Manuel Becerra. Acudieron las «banderas gloriosas de la Reconquista de Vigo de 1809» y se improvisaron discursos.

La constitución de la nueva corporación municipal del nuevo Vigo se produjo el 9 de octubre. «La junta revolucionaria que me honro presidir, teniendo presente que la incorporación de los municipios de Lavadores y Bouzas al de esta ciudad y la conveniencia mutua de todos los administrados, exigen que la nueva corporación municipal represente los intereses de los pueblos que comprende el actual distrito», se decía en el escrito de la junta.

En aquella sesión se eligió alcalde a Atanasio Fontano, que no pudo asistir por estas enfermo, a todos los veinticuatro concejales y dos procuradores síndicos.

En el pleno del 15 de octubre de 1868 se acuerda cambiar los nombres de las principales plazas y calles de la ciudad. La plaza de la Constitución pasará a llamarse plaza de la Libertad; Príncipe será Serrano; la Princesa, Prim; Real pasa a ser Contreras; Isabel II, Topete; Circunvalación se llamará Duque de la Victoria. Son algunos de los cambios que se produce. La única que sobrevive es la plaza de Argüelles, antes de la Yerba, que adquiere el nombre de un político liberal que lucho a favor de la abolición de la esclavitud y de la eliminación del tormento como prueba judicial.

Una vez encauzado el orden tanto a través de la corporación municipal como mediante la confirmación de los gobiernos civil y militar, la junta revolucionaria se disuelve, adhiriéndose a la decisión de la Junta Superior de Madrid.

Los miembros de la junta firman el 21 de octubre un manifiesto de disolución en el que recordaban que se habían hecho eco de «una de las medidas más altamente reclamadas por toda Galicia, el desestanco de la sal», elemento fundamental para la industria salazonera, hasta entonces obligada a comprar la sal únicamente al Estado, con unos precios rígidos. «¡Viva la libertad! ¡Viva la soberanía nacional! ¡Vivas los ilustres caudillos de Cádiz! ¡Abajo los Borbones!», concluía el manifiesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Gloriosa provoca la unión de Bouzas, Vigo y Lavadores