«Los temas misteriosos me han gustado desde niño»


Roberto O. Bustillo Bolado descansa este mes de agosto en la isla de Fuerteventura. Un lugar espectacular para la vida al aire libre... y para leer. Lo dice quien está inmerso esta temporada en la lectura y la relectura de obras cruciales, desde la Historia de las matemáticas, de Ian Stewart, a uno de sus favoritos, Dioses, tumbas y sabios, del alemán C.W. Ceram. Tiene aún caliente entre las manos una obra de creación propia, Lo que las arenas esconden. Entre las ruinas de Babilonia y los mares de Titán, un trabajo galardonado con el III premio de divulgación histórica Juan Antonio Cebrián.

-Además, ha investigado usted sobre el hombre lobo.

-Siempre me gustó mucho la divulgación histórica y científica. José Domínguez, el mayor experto en esa figura, me pidió apoyo como profesor de Derecho y empezamos a trabajar. Luego seguí haciendo cosas de divulgación en Radio Allariz y hace poco publiqué «Lo que las arenas esconden». Los temas misteriosos y curiosos me han gustado desde niño; puedes jugar a formular hipótesis, ver las piezas que no encajan del todo... y eso es divertido.

-¿La O. de su nombre es también un misterio?

-Fue una gracia de mi padre, que siempre quiso ponerme un nombre compuesto romano, tipo Marco Antonio, pero mi madre se negaba y escogió el primero. El segundo lo puso él porque cuando yo nací estaba leyendo Orlando el furioso, así que me tocó Roberto Orlando. A él siempre le gustó el mundo grecorromano y de pequeño me contaba muchísimas historias de mitología.

-¿Y cómo llegó al Derecho?

-Mi padre empezó a estudiar Derecho y fue oficial de justicia; mi abuelo era secretario judicial y mi bisabuelo, creo que fiscal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Los temas misteriosos me han gustado desde niño»