«Santiago tiene ahora una oferta de estudios musicales muy amplia»

«A nuestro centro vienen desde mujeres embarazadas hasta abuelos», dice

.

SaNtIaG0 / LA VOZ

Pianista, y con formación especializada en otras disciplinas, como inteligencia emocional, técnicas de aprendizaje y estudio, o psicología de la interpretación artística, Esther Sobral dirige la cooperativa del Conservatorio Histórico. Intentaron hace diez años el reconocimiento oficial, «una situación que tuvimos antes de ser cooperativa, pero que por motivos que no quiero recordar se perdió», afirma. El jueves celebraron el concierto de fin de curso; el miércoles y jueves próximos tienen elección de horarios e instrumento para el próximo curso, y en julio abren con actividades específicas de verano.

-¿Cómo valora la experiencia de estos años como cooperativa?

-Comenzamos en el año 2005 con 5 socios. Ha habido muchos obstáculos. Pero nos queda la satisfacción de que todo este tiempo mantenemos el proyecto musical en el que creemos, que es diferente a lo que hay. Y a todo lo diferente le cuesta arrancar.

-¿En qué consiste ese proyecto?

-Pretendemos mantener un centro de enseñanza musical para todas las edades. Aquí vienen desde mujeres embarazadas hasta abuelos; y hacen actividades por separado o juntos. Además de música clásica atendemos otros repertorios; creemos que cualquier música es buena si se trabaja con calidad. Y pretendemos ser algo familiar, donde se conoce a todo el mundo y se le llama por su nombre.

-¿Cómo es la realidad del centro?

-Somos 17 profesores, y la demanda de alumnado se mantiene entre 150 y 200, según los años. No son pocos; pero aún así es muy difícil sobrevivir cada año. Pero vemos que los papás cuando nos conocen están contentos, y a pesar de todos los inconvenientes continuamos.

-¿Qué oferta mantienen?

-Tenemos el ciclo sons e bebés, desde el embarazo y primeros años, que ha sido un éxito, pues empezamos con un grupo y ahora tenemos cinco; de 3 a 7 años es lo que denominamos conservatorio infantil; y a los 8 años damos opción de escoger nuestra escuela de música o seguir estudios oficiales. A veces empiezan por un camino y después cambian. También ofrecemos canto moderno, o clases de música en inglés para quien lo solicita.

-¿Tienen relación con el Conservatorio Profesional?

-El Conservatorio Profesional es público, y por tanto también lo siento como algo mío. Parte de su profesorado y alumnado han estudiado en nuestro centro o han sido compañeros. Se trata de complementarnos; en una ciudad como Santiago tiene que haber todas las opciones posibles, para cubrir las expectativas de la ciudadanía.

-¿Y hay todas las opciones?

-Santiago tiene ahora una oferta de estudios musicales muy amplia y eso es bueno para la música. Porque están también la Escola Municipal, la Escola de Altos Estudos, la Central Folque y otros centros. Hace años era peor, cuando había conservatorios oficiales en otras ciudades gallegas y aquí no. A mí me parecería mal que en la capital de Galicia no hubiese un Conservatorio público, lo tiene que haber.

«Mantenemos el proyecto musical en el que creemos, que es diferente a lo que hay»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

«Santiago tiene ahora una oferta de estudios musicales muy amplia»