La rehabilitación del pazo de A Mercé ya solo está a expensas de un permiso de Urbanismo


Ribeira / La voz

La rehabilitación del pazo pobrense de A Mercé está más cerca de convertirse en realidad. La reforma de la Ley de Costas abrió las puertas a la adecuación de este emblemático inmueble y la familia Boullón, propietaria del edificio, no ha dejado pasar la oportunidad de iniciar el proceso para restaurarlo. De hecho, para que las obras puedan iniciarse, solo falta un permiso del departamento de Urbanismo de la Xunta de Galicia.

El proyecto fue entregado en el Ayuntamiento y, acto seguido, se tramitaron las autorizaciones de Carreteras y Patrimonio. Ambos organismos dieron su visto bueno a la intervención. En cuanto al documento que falta, un representante de la familia, Juan Boullón, explicó que ha mantenido contactos con diversos representantes de la Administración autonómica, quienes le indicaron que, posiblemente, el junio tendría la conformidad.

Largo proceso

El plan para restaurar el inmueble se remonta al año 2005 y, tras muchas vicisitudes, Juan Boullón parece convencido de que esta vez es la definitiva: «Yo ahora soy optimista. Ya pagué la licencia municipal».

La familia acometerá las obras sin ayudas y la inversión inicial prevista en la recuperación del pazo asciende a 400.000 euros. Se trata solo de una actuación previa que afectará a la fachada y a la cubierta. Juan Boullón señala que la restauración interior será acorde al uso que vaya a dársele, y que todavía no está definido. De hecho, Boullón indica que pueden tardarse hasta un par de años en este proceso.

La apuesta de la familia por la recuperación del edificio se mantiene y eso que, sin mover una piedra, ya han desembolsado unos 12.000 euros.

Una de las ideas que se baraja es que el pazo de A Mercé pueda destinarse a uso hostelero, gestionado en régimen de alquiler. Desde luego, se trata de un inmueble de gran valor patrimonial que puede resultar ideal como alojamiento y restaurante. Sin embargo, habrá que aguardar para ver si hay capital privado interesado.

Lo único que está decidido es que habrá una sala visitable dedicada al escritor Valle-Inclán. Fue en esta casa palaciega en la que el creador del esperpento escribió algunas de sus obras más relevantes, como La pipa de Kiff, Los cuernos de don Friolera o Divinas palabras.

Valle-Inclán residió en A Mercé entre los años 1917 y 1921. Fue en este lugar donde nacieron sus hijos María de la Encarnación y Carlos. Existe un convenio firmado con el Concello de A Pobra para la recuperación del pazo, la capilla y las caballerizas.

El mandatario expresó su satisfacción por el hecho de que la obra pueda acometerse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La rehabilitación del pazo de A Mercé ya solo está a expensas de un permiso de Urbanismo