Cruz Roja insertó en el mercado laboral este año a diez víctimas de la crisis

María Conde PONTEVEDRA / AGENCIA

FIRMAS

El programa está dirigido a personas en paro y con responsabilidad familiar

06 may 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Personas desempleadas, en especial de larga duración, con responsabilidades familiares y en cuyas familias hay miembros que también han sido víctimas de la crisis. Con estudios y con experiencia laboral, la mayoría en aquellos sectores en los que la recesión ha hecho más mella. Que tengan procesos judiciales abiertos o pendientes por causa de ERE o desahucio. Y que sean vulnerables a la discriminación en el acceso al empleo por cuestión de edad. A este perfil está dirigido el programa de empleo de Cruz Roja específico para personas castigadas por la crisis hasta una situación de exclusión social y que incluye no solo formación para los participantes, sino también una importante labor de intermediación con empresas a fin de conseguir lo esencial, que estas personas vuelvan a insertarse laboralmente.

Este plan, que se une a otro que la entidad desarrolla también y que está dirigido a los jóvenes, arrancó el año pasado cofinanciado con el Fondo Social Europeo (FSE) y hasta el momento está cumpliendo sus objetivos, según destacan desde la entidad. En este sentido, en el 2013 fueron un centenar de personas las que entraron en el programa y, de ellas, se cumplió el objetivo de insertar a 35. En este 2014, desde enero se ha atendido a medio centenar de usuarios y, de ellos, una decena ya ha encontrado el ansiado empleo.

Lo primero es la formación. Como dicen en la oenegé, a través de acciones «que les sirvan como reactivación a las personas que llevan tiempo sin trabajar, y que les permita acceder a un empleo, o cuando menos, mejorar su empleabilidad y alejarse del riesgo de exclusión». Esta orientación es personalizada, con un mentor, e incluye cursos en competencias personales y profesionales, así como prácticas en entornos laborales y formación en nuevas tecnologías a las que por edad, quizás no están tan familiarizados los usuarios.