Una treintena de abogados se mueven para evitar lanzamientos

Atendieron de forma voluntaria a 39 afectados en la oficina municipal


pontevedra / la voz

La ayuda social contra los desahucios tiene otras vías. Pontevedra y Marín son los dos ayuntamientos de la comarca que aceptaron la propuesta del Colegio de Abogados para crear una oficina de asesoramiento a personas en riesgo de perder su vivienda. Así abrió el pasado año la OFIMEH (Oficina de Información, Asesoramiento e Intermediación en Materia de Execucións Hipotecarias) en la Casa Azul en Pontevedra y en dependencias del Concello marinense.

Son una treintena los letrados que se prestaron voluntarios para ofrecer este servicio de asesoramiento y ayuda en la negociación con las entidades bancarias en el caso de la ciudad del Lérez y otros seis en Marín. Fuentes del colegio apuntan que la propuesta de este convenio surgió «al ver la necesidad de asistencia que tiene la gente». «Hay que desmitificar -señalan- esa figura del abogado de élite, que a día de hoy no existe. Hoy el abogado es alguien implicado en la sociedad y que percibe todo lo que está pasando».

Los requisitos que deben cumplir los solicitantes es estar empadronados en la ciudad, estar en riesgo de perder la vivienda en propiedad -los casos de alquileres no se abordan- y encajar en el perfil económico «que está dando lugar a las suspensiones de las ejecuciones hipotecarias». El Concello es quien recibe a los demandantes en la Casa Azul, y una vez comprobado que cumplen esas condiciones, desde este departamento ponen a los usuarios en contacto con el abogado. «A partir de ahí la asistencia es básicamente la orientación, ver qué posibilidades existen y luego la negociación y mediación con las entidades bancarias». «En general -agregan- estamos contentos con los resultados porque es raro el caso en el que no se haya conseguido algún beneficio, que puede ser la reducción de cuotas, aplazamientos o suspensiones de ejecuciones en marcha. Pero bueno, el abogado de la oficina llega hasta donde puede llegar; cuando hay una reclamación judicial ya se trasladaría el caso al abogado que le correspondiese de turno de oficio». A este respecto, otro de los abogados consultados señala que «sería más efectivo» si el letrado que está llevando el caso en la oficina fuese el que luego se ocupase del mismo en el juzgado.

Fuentes del Concello indicaron que hasta finales de abril, fueron 114 las personas que solicitaron información en la OFIMEH. De ellas, tuvieron asesoramiento jurídico 39, de las que en un 20 % de los casos hubo alguna solución, mientras que otras 7 están pendientes de traer la documentación. Diez usuarios fueron derivados al Colegio de Abogados para solicitar la justicia gratuita porque ya tenían demanda judicial y otra veintena de casos no entraron en la oficina, en algunos casos, porque se trataba de personas ya desahuciadas. Otras 28 tampoco pudieron acceder por tratarse de vecinos de otros municipios. Por otro lado, en Marín se atendió a dos familias.

Para la concejala de Servizos Sociais de Pontevedra, Carmen Fouces, el balance de la oficina «é moi positivo» y destaca en este sentido «o exemplo de compromiso social» que están ofreciendo estos abogados, «que están dando do que teñen, non dan do que lles sobra». «Debemos ter esperanza de que a sociedade funciona, porque un colectivo como os abogados, que por su traballo deben ser remunerados, son capaces de poñer o seu traballo enriba da mesa gratuitamente», apuntó.

Fueron las que acudieron a la oficina municipal a solicitar información

114

Personas afectadas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una treintena de abogados se mueven para evitar lanzamientos