Una inversión sólida y sostenible


Decir que Galicia es líder en el sector forestal en España puede ser un motivo de orgullo, pero sería una satisfacción vana e incompleta, porque la comunidad no está aprovechando al máximo sus potencialidades para generar riqueza económica y social, además de contribuir a un desarrollo sostenible, que permitirá dejar a las próximas generaciones un futuro mejor.

Galicia cuenta en la actualidad con más de 600.000 hectáreas forestales improductivas y debe desarrollar políticas adecuadas, para cultivar los terrenos forestales improductivos y reforestar los que ya tienen esa función, mediante una selvicultura moderna. En el caso de la provincia de Ourense, casi la mitad de las héctareas de superficie forestal están desarboladas.

Las buenas condiciones climatológicas y del terreno para la producción forestal no sirven de mucho si no se ponen al servicio de un desarrollo sostenible. Los montes gallegos pueden generar más riqueza medioambiental (biodiversidad de flora y fauna), económica (extracción de madera, ganadería?) o social (actividades de ocio, senderismo, etcétera).

Es necesario que el sector de la madera, las administraciones, las universidades? la sociedad en general se implique para lograr estos objetivos, que permitirán generar hasta 2.700 millones de euros con la riqueza forestal y crear hasta 21.000 nuevos empleos directos.

Tenemos que mejorar la competitividad del monte gallego, aunque para ello es necesario un cambio de mentalidad en el sistema de gestión actual. Es un esfuerzo global, pero muy enriquecedor, desde todos los puntos de vista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una inversión sólida y sostenible