«El seguimiento a víctimas del Alvia fue mucho más intenso»

El grupo especializado del Colexio de Psicoloxía valoró la actividad del 2013


santiago / la voz

Su participación en acontecimientos como el terremoto de Haití del año 2010 o el accidente de Angrois hacen de Aurora Rozadilla una de las profesionales más experimentadas del Grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Emerxencias (Gipce) del Colexio Oficial de Psicoloxía. El grupo evaluó en Santiago su actividad en el 2013.

-¿Cómo valoran el año 2013?

-Realizamos diez intervenciones, además de la del Alvia. En la última reunión no tratamos el siniestro de Angrois, pues le dedicamos antes una sesión específica. Los otros fueron casos más habituales por los que nos requieren, como amenazas de suicidio o suicidios; accidentes con varias víctimas, no necesariamente todas mortales; si hay menores, en ese caso también apoyamos en colegios; personas desaparecidas, naufragios, o si están implicadas personas con discapacidad o de colectivos o entornos sensibles.

-¿Cómo escogen las catástrofes y emergencias para actuar?

-Tenemos un convenio con el 112 que contempla cuando intervenimos, y se nos activa cuando ocurre una situación de esas, aunque no acudimos si no se nos llama, tienen que pedirlo las víctimas o familiares.

-¿Dura mucho la actuación del Gipce?

-Actuamos en un primer momento, después se derivan las personas asistidas a otros profesionales. Nosotros no hacemos el seguimiento de casos.

-Pero en el accidente del Alvia intervinieron mucho tiempo...

-Sí, el seguimiento a víctimas del Alvia fue mucho más intenso, porque fue un acontecimiento muy extraordinario. Estuvimos operativos hasta el 31 de julio. Después nos activaron para comunicar la aparición de nuevos restos a las familias de personas fallecidas. Además, intervinimos con compañeros de otros equipos que habían actuado también, y después mostraban signos de afectación, y eso lleva tiempo; les facilitamos un teléfono al que podían llamar para cualquier duda o pregunta relacionada con su estado.

-¿Es más difícil la intervención con menores?

-Si le fallece un compañero, un escolar no entiende que otro desaparezca del aula por que haya muerto, le resulta incomprensible. Es así porque no tiene mucha experiencia de pérdida, salvo que sean sus abuelos, o personas mayores o enfermas. Un niño no entiende con la misma amplitud que un adulto el concepto de muerte.

-¿Les llaman mucho de colegios?

-Nos suelen llamar para pedir asesoramiento sobre ciertas situaciones. Porque algún niño concreto puede cambiar su conducta a partir de que haya sucedido algo. A veces la muerte es súbita, en el propio colegio. Incluso nos preguntan qué tipo de despedida le pueden hacer a un menor sus compañeros.

-¿Cuánto dura un trauma a una persona por una catástrofe?

-Los acontecimientos que rodean el momento traumático influyen en la recuperación de la víctima. Por eso es necesaria una intervención profesional, que decida cómo actuar en cada caso y prevenir que se complique con el tiempo.

aurora rozadilla PSICÓLOGA ExperTA EN CATÁSTROFES Y EMERGENCIAS

«Un escolar no entiende que otro desaparezca del aula por que se haya muerto»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«El seguimiento a víctimas del Alvia fue mucho más intenso»