Las parcelas de polígonos de la Diputación logran venderse en plena crisis

El porcentaje de suelo comprado o reservado para adquirir se sitúa en la mitad de los siete recintos construidos

la voz

Los polígonos industriales construidos por la Diputación Provincial logran interesar a compradores en plena crisis, hasta el punto de que la mitad de la superficie ofrecida está vendida o apalabrada. Son parques empresariales de pequeño tamaño, puesto que la extensión total de los siete apenas rebasa el medio millón de metros cuadrados. Están situados en diversas zonas, con la particularidad de que solo uno de los polígonos se ubica en un ayuntamiento que rebase los 5.000 habitantes (Chantada). Sin embargo, el éxito de venta, según la impresión del organismo que promovió la construcción, está en los incentivos ofrecidos para captar empresas.

El primero de ellos es el precio. El precio medio, como se explica en la tabla de esta misma página, se sitúa en 35 euros por metro cuadrado, con la salvedad de que se han introducido alicientes para rebajarlo. Uno de esos alicientes llegó por medio del Plan Reindus 2011, con el que la Diputación invirtió 300.000 euros para que el precio final de las parcelas no se disparase.

Otra medida que la Diputación considera exitosa fue la oferta que financia conjuntamente la adquisición de terreno y la construcción de naves. Una prueba de esa capacidad exitosa está en que hay empresarios que se han interesado por poner en marcha esa fórmula, recogida además en los presupuestos del organismo provincial para este año.

La superficie de los polígonos, dentro de una extensión más bien reducida, varía de unos casos a otros. Así, el de Begonte tiene 190.000 metros cuadrados; el de Castroverde, 60.000; el de Baleira, 35.000; el de Ourol, 14.000; el de Chantada, 120.000; el de Friol, 90.000, y el de Paradela, 20.000.

El porcentaje más alto de suelo vendido o reservado se da en el polígono de Baleira (70%) y en el de Castroverde (70%). Hay otros que se mueven en torno al 50% de terreno vendido: así ocurre en Begonte, en Chantada y en Ourol. Algo menor es en Friol (40%), en tanto que en el polígono de Paradela, con las obras de urbanización recién concluidas, no hay por el momento terreno vendido o apalabrado, si bien se ha registrado ya algún caso de empresarios interesados.

La ubicación, una baza

Los polígonos, además, sí tienen en algunos casos una ubicación que puede favorecer la llegada de empresas. Por un lado, en el municipio de Begonte confluyen la autovía del Noroeste (A-6) y la del Cantábrico (A-8); por otro, concellos como Friol y Castroverde limitan con Lugo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las parcelas de polígonos de la Diputación logran venderse en plena crisis