«Empezamos a tener público cuando nos pusimos la falda»

«Es muy triste que fuera por ese motivo», dice la jugadora coruñesa


A Cristiano Ronaldo no le puedes ganar al ping pong porque, si lo haces, te perseguirá hasta conseguir ganarte él a ti. Esta anécdota, contada por los amigos del ahora Balón de Oro el pasado lunes, podría aplicarse a Teresa Nine (A Coruña, 1983). Fue campeona estatal de tenis de mesa en el año 2012 y ahora se dedica a entrenar a las futuras promesas de este deporte.

-Lástima que a las mujeres deportistas les cuesta el doble abrirse paso.

-La discriminación es brutal. Y eso que se montan comisiones como La mujer y el tenis de mesa, pero luego solo sirven para conseguir subvenciones. Ese dinero no se destina a potenciar a las chicas.

-Debería dedicarse a eso y a erradicar clichés, ¿no?

-Claro. Cuando empecé a competir, todas las chicas jugaban con pantalón corto. Así que yo, y luego otras jugadoras, decidimos pasarnos a la falda por comodidad y fue ahí cuando las gradas empezaron a llenarse de público. Es muy triste pero, antes de jugar con falda, no había nadie viendo nuestros partidos.

-Triste y un poco vergonzoso.

-Sí. Empezamos a tener público cuando nos pusimos la falda. Hasta ese momento, solo se habían quedado a vernos nuestros padres y poco más.

-¿Diría que el tenis de mesa es un deporte, además de minoritario en la actualidad, bastante minusvalorado?

-Es uno de los deportes con mayor número de licencias federadas que hay en Galicia. Eso sí, no te da para vivir. Sobre todo si eres chica.

-Póngamelo en cifras. ¿Cuánto menos cobran ellas?

-Una jugadora profesional puede ganar unos 600 euros al mes. Y, si es un chico de la misma categoría, el doble.

-Me temo que eso, hoy por hoy, pasa en todos los deportes.

-Se valora más el peinado de Sergio Ramos que las medallas olímpicas de Mireia Belmonte.

-Se habló más del gesto de Di María, que de que Jennifer Pareja ha sido elegida la mejor jugadora del mundo de waterpolo en el 2013.

-No puede ser. Si miras el palmarés, el 80 % de los medallistas olímpicos son mujeres. Pero el deporte femenino no se promociona ni se valora en absoluto. En tenis de mesa, tenemos a jugadoras que están ganando medallas a nivel europeo.

Yo entreno a dos niñas en el Arteal [el equipo en el que trabajo], Judith Cobas y Belén Calvo, de 13 años, que están pisando muy fuerte y van de primeras en la liga a nivel nacional.

-Menos mal que hemos empezado la semana con las jugadoras de la selección gallega de rugbi en la primera de La Voz, por su bronce en el campeonato de autonomías.

-Poco a poco, pero es una reivindicación a gritos. El tenis de mesa femenino solo sale en la tele cuando sacan a los chicos.

-De rebote, vamos.

-A mí eso me duele en el alma.

Teresa Nine campeona española de tenis de mesa en el año 2012 y ahora entrenadora

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Empezamos a tener público cuando nos pusimos la falda»