«Creí que era difícil que se lo dieran otra vez a un piragüista»


pontevedra / la voz

«Me hace muchísima ilusión porque significa un reconocimiento a este deporte y a lo que yo hago de las gentes de la ciudad de Pontevedra y de sus instituciones». El palista Óscar Graña manifestó así su agradecimiento por la concesión del premio, del que tuvo conocimiento con un poco de retraso ya que su móvil no estaba disponible cuando intentaron contactar con él al filo de las dos de la tarde, nada más producirse el fallo del jurado. «Me enteré sobre las cinco de la tarde cuando hablé con el concejal de Deportes, Agustín Fernández».

Graña se dedica al piragüismo desde los trece años y el galardón es a toda su carrera deportiva, con especial incidencia en los triunfos conseguidos en el 2013, los campeonatos del Mundo y de Europa de maratón (C-2). En este sentido, señaló que parte del premio le corresponde también a su compañero de embarcación Ramón Ferro. Ambos títulos volverán a defenderlos en junio y en septiembre en Oklahoma y Eslovenia.

El hecho de que el año pasado le concedieran el mismo galardón a David Cal, le hizo dudar de que este año se lo concedieran a él. «Creí que era difícil que se lo volvieran a dar a un piragüista».

Graña recomendó mucha perseverancia y paciencia a los jóvenes que están dando sus primeros pasos en el piragüismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Creí que era difícil que se lo dieran otra vez a un piragüista»