«Estamos sufriendo un cambio climático acelerado»

El presidente del Comité Científico Internacional en la Antártida ofrecerá mañana una charla en la Domus


a coruña / la voz

Doctor en Ciencias Geológicas y profesor de Geodinámica Externa de la Universidad Autónoma de Madrid, el extensísimo currículo de Jerónimo López Martínez (As Pontes, 1951) es casi imposible de resumir, pero podría destacarse, por ejemplo, que fue el primer español, junto con Pedro Nicolás, en subir, en 1990, a la cima del monte Vinson, el techo de la Antártida; que desde el 2012 preside el Comité Científico Internacional de Investigación en la Antártida (SCAR) y que en el 2002, cuando López formaba parte del comité ejecutivo, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Visita A Coruña invitado por la Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias y estará mañana, a las 20.00 horas, en la Domus, impartiendo una conferencia titulada ¿Qué está pasando en los polos con el cambio climático? Importancia para la humanidad.

-¿Qué ocurre en los polos?

-Estamos en una situación de cambio climático acelerado y de calentamiento global con consecuencias en muchos sitios del planeta. Las zonas que más se han calentado en el mundo en los últimos 50 años son ciertos sectores de las zonas polares, en el Ártico y en la Antártida. Y como en ambos lugares el mar está helado, las consecuencias son mucho mayores. Lo que ocurre en los polos, aunque estén muy lejos tiene consecuencias muy importantes en el clima y en otros aspectos del planeta, como por ejemplo en el nivel del mar, las corrientes marinas... En cosas que nos afectan aunque estemos, como es nuestro caso a miles de kilómetros de distancia.

-¿No cree que quizás se haya exagerado un poco? Hace 20 años había quien decía que en el 2020 el mar cubriría gran parte de A Coruña.

-No sé quién podría decir eso, pero es muy exagerado. Es imposible que el cambio climático provoque esos efectos, pero sí es cierto que pequeños cambios en el nivel del mar pueden tener grandes consecuencias, y no solo en las costas, sino también en el interior, a través de los ríos, por ejemplo. Obviamente, el cambio climático tendrá unas consecuencias más notables en ciertas zonas del mundo y en la Polinesia, por ejemplo, habrá islas que desaparecerán con que el nivel del mar suba solo un metro.

-¿En qué medida hemos paliado los posibles efectos? ¿Estamos haciendo bien las cosas?

-Respecto al agujero de ozono, las medidas que se tomaron con el protocolo de Montreal fueron apropiadas y es esperable que la recuperación prosiga porque estamos en el buen camino. Con respecto al efecto de los gases de efecto invernadero es una situación mucho más complicada, porque las emisiones están ligadas, por ejemplo, a los procesos industriales y de transporte, y las soluciones son más difíciles. Pero lo importante es que cada vez somos más conscientes de que los humanos provocamos un impacto considerable sobre el planeta.

-¿Somos los humanos los únicos responsables?

-No, en absoluto. Los cambios climáticos han existido siempre. El clima es cambiante por definición. Incluso cuando los humanos no estábamos aquí. El clima cambia por causas naturales, pero a esas causas se le han unido desde el siglo XIX, el impacto humano derivado del desarrollo industrial y el transporte, el crecimiento de la humanidad, o incluso la agricultura o la ganadería intensiva. Son efectos que se han sumando a los naturales y en los últimos 50 años el efecto humano está siendo muy notable e importante.

-¿Qué podemos hacer día a día para paliar los efectos?

-Hay efectos que tardarán mucho tiempo en recuperarse, pero los comportamientos sociales colectivos e individuales que adoptemos para reducir emisiones son muy importantes. La suma de pequeñas cosas también contribuye, de ahí que sea tan necesario que adoptemos comportamientos responsables en el uso del transporte o en el reciclaje de los residuos. La reducción de emisiones a escala individual es importantísima. Y, sobre todo, lo que podemos hacer es apoyar y promover comportamientos de nuestros gobernantes a través de nuestros votos y de nuestras opiniones.

-Para lograr, por ejemplo, que se mantengan los fondos para las investigaciones.

-También, porque son muy importantes para tener un conocimiento fiable de lo que está pasando, porque si no tenemos conocimiento científico y sólido podemos desvirtuar las cosas y creer que somos los culpables de todo o que no somos culpables de nada. El desconocimiento siempre resulta peligroso.

Jerónimo lópez martínez doctor en ciencias geológicas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Estamos sufriendo un cambio climático acelerado»