Los imputados niegan que la comisión de retribuciones de la antigua caja aprobara blindajes

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

FIRMAS

27 nov 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La que fue vicesecretaria del consejo de administración de Novacaixagalicia, Pilar Cibrán, y Alfonso Zulueta, miembro del mismo órgano, negaron ayer en su declaración en la Audiencia Nacional que en la comisión de retribuciones de la que formaban parte se hubieran aprobado los blindajes de los contratos de los exdirectivos imputados. Según confirmaron fuentes jurídicas, ambos coincidieron con lo que la víspera declaró el excopresidente de la caja, Mauro Varela, alegando que la comisión es un órgano consultivo y no ejecutivo. Los tres están imputados como «colaboradores necesarios» en el cobro de las abultadas indemnizaciones y prejubilaciones ahora investigadas, igual que Salvador Fernández Moreda, que declara hoy ante el juez Ismael Moreno.

Las defensas de los imputados se basan en que la competencia de la comisión de retribuciones y nombramientos era solo informar y dar traslado de su parecer al consejo sobre los asuntos que se le requerían, pero no aprobarlos.

Sin responsabilidad

Según señalaron fuentes presentes en los interrogatorios, Cibrán declaró que ella es experta en contabilidad y no en temas legales, por lo que, tras la asesoría del abogado Ricardo Pradas (también imputado) y de los propios técnicos de la antigua caja, no puso en duda la legalidad de los contratos, que, sin embargo, nunca llegó a ver, pese a admitir que los tuvo a su disposición.