El ocio en el cielo en las noches de agosto

La marcha nocturna es más que salir de discoteca: rutas bajo las estrellas, cine, puestas de sol y O Ézaro

Participantes una marcha nocturna en Cabana, guiada por Jorge Mira.
Participantes una marcha nocturna en Cabana, guiada por Jorge Mira.

carballo / la voz

Son otras opciones al disfrute de la noche, aunque complementarias con irse de copas o de verbena. La oferta nocturna de la Costa da Morte, siempre que no llueva, no es tan amplia como la diurna, pero en algunos aspectos, más interesante, y desde luego singular en el panorama gallego.

En Ponteceso, por ejemplo, han preparado un año más su marcha nocturna a pie. Mal no les va, porque llevan 31 ediciones. Será hoy, a las 22.00, con salida en la plaza del Recheo y regreso a medianoche, tras pasar por el Campo da Feira, Tella y otros puntos de la parroquia. Son seis kilómetros pensados para todos los públicos, que a la vuelta incluso se animarán a jugar al pañuelo, la cuerda o el brilé.

Cansa un poco más la de Cabana, que será mañana viernes, también a las 22.00 horas, con tres horas por delante y tres horas estimadas. Lo mejor de esta caminata es disfrutar de las estrellas y, sobre todo, distinguirlas. De eso se encargará, como otros años, el físico baiés Jorge Mira, quien ofrecerá explicaciones diversas en la ruta circular que partirá del castro de Borneiro, con visita incluida.

Otra manera de ver estrellas es el cine. Sobre todo, al aire libre, típico atractivo veraniego que se mantiene en varios municipios. Hoy, por ejemplo, en la playa de Razo, se proyecta Rompe Ralph, una historia de animación sobre un personaje de videojuego.

Para disfrutar de la llegada de los astros y despedir al rey están las puestas de sol. En la Costa da Morte hay miradores y playas excepcionales, de los mejores de Galicia, desde Caión, Razo o San Adrián a Roncudo, Vilán, Touriñán o Lires. Pero el que se lleva la palma de visitantes es el cabo Fisterra. A la hora de la caída, son decenas (muchas veces, centenares) las personas que acuden, como si fuese una llamada. Y siguen los aplausos al final.

La cascada de O Ézaro es otro espectáculo excepcional. Se ilumina los sábados, de 23.00 a 23.30 horas. También lo hará el día 15 y el 27. Un modo de ver el cielo entre espuma.

propuestas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El ocio en el cielo en las noches de agosto