Galicia fue referente en orfebrería antes de la llegada de los romanos

El carbono 14 revela que las joyas castreñas son del siglo II antes de Cristo


Redacción / La Voz

Los castreños, los antiguos habitantes de Galicia, eran unos auténticos artistas de la orfebrería. No necesitaron de la influencia de la supuestamente más refinada cultura romana para desarrollar ni su técnica ni su arte, sino que las joyas que crearon y diseñaron responden exclusivamente a una muestra de su ingenio y tradición. El carbono 14 no ofrece ninguna duda en este sentido, ya que la primera datación realizada mediante esta técnica a varias piezas de orfebrería castreña pertenecientes a conjuntos como el Tesoro de Recouso (Oroso) o Calvos de Randín (Ourense) revelan que su antigüedad es del siglo II antes de Cristo, antes de que los romanos llegaran a Galicia.

La investigación fue coordinada durante dos años por el arqueólogo Lois Armada, del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), en colaboración con otros grupos de CSIC y de las Universidades de Durham (Inglaterra) y Coimbra (Portugal). Las pruebas de carbono 14, que se realizaron en dos piezas con tres muestras, se llevaron a cabo en un laboratorio de Miami (Estados Unidos), el más importante del mundo en datación con esta técnica. El trabajo se completó con el estudio y análisis mediante otros métodos de otros 150 objetos de bronce, plata y oro depositados en museos y centros de investigación de Galicia, Madrid, Barcelona y Portugal.

La datación cierra el debate que mantenían algunos expertos, que aseveraban que, dado el grado de sofisticación de las piezas castreñas, estas habían sido diseñadas después de la romanización de Galicia. «Nós, agora, aportamos unha evidencia empírico científica que antes non existía», explica Lois Armada, especialista en metalurgia prohistórica.

Armada tampoco tiene dudas de que la pericia de los primitivos orfebres gallegos era superior a la de otras partes de la península. «A calidade técnica da xoiería castrexa é extraordinaria e incluso sorprendente, porque a día de hoxe non se explica como puideron facer esa producción sen óptica, sen lupas».

Esto no es lo único que llama la atención de lo que se encontrado en los distintos yacimientos, ya que incluso se puede observar como para un mismo tipo de pieza se utilizan hasta tres técnicas diferentes. «É xente que tiña unha destreza técnica espectacular, o que é tamén unha mostra do desenvolvida que era a cultura castrexa, que dista moito da imaxe de bárbara que podían dar dela os conquistadores romanos».

A diferencia de otras partes de España, en las que se utilizaba fundamentalmente la plata, tanto en Galicia como en la zona noroeste se utilizaba principalmente el oro para el diseño de las piezas de joyería, dada la gran abundancia de este material precioso. En cualquier caso, Galicia era un referente de la orfebrería de la época.

La datación con carbono 14 se realizó a partir del material orgánico conservado en una masa de fundición y en un lingote con una aleación de oro y plata.

Entre los conjuntos estudiados destaca el tesoro de Recouso, hallado en el castro de Recouso (San Martiño de Marzoa, Oroso) en torno a 1920. Tras su hallazgo fue adquirido, para evitar su pérdida, por Felipe Ramón Cordero Carrete, vinculado al Instituto de Estudios Galegos Padre Sarmiento. Está formado por 16 arracadas de oro, una especie de pendientes, tres lingotes y una masa de fundición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Galicia fue referente en orfebrería antes de la llegada de los romanos