El conflicto de la mina de oro de Corcoesto llega a Bruselas

Eurodiputados elaborarán un informe sobre medidas para la minería


enviado especial / bruselas

Las protestas por el proyecto de la mina de oro de Cabana llegaron a Bruselas. Miembros de la Plataforma en Defensa de Corcoesto y Bergantiños, junto a otras entidades gallegas del mismo tipo, participaron en la tarde de ayer en una conferencia en el Parlamento Europeo. Esta reunión, organizada por la eurodiputada del BNG, Ana Miranda, tuvo por objetivo que los colectivos pudieran expresar sus demandas directamente en la Eurocámara y facilitar información a eurodiputados que, como el griego Nikolaus Chountis, elaborarán un informe con los cambios que, a juicio de los afectados, tienen que introducirse en el sector minero. Este documento será remitido posteriormente a las comisiones europeas de Industria, Investigación y Energía y de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.

La audición, que empezó a las tres de la tarde y se prolongó por espacio de tres horas y media, arrancó con la presentación del programa Movimientos Sociais en Europa contra e megaminería, a cargo Ana Miranda, quien en su intervención volvió a recalcar la necesidad de introducir cambios normativos y señaló que las empresas mineras «adícanse a chantaxear e ameazar aos veciños afectados para acadar os seus fins, meramente especulativos». Por su parte, el eurodiputado griego Nikolaos Chountis se mostró muy duro en su intervención y calificó estas explotaciones mineras de «peligrosas» y dijo que «vulneran la legislación europea en materia medioambiental».

La coristanquesa Carmen Varela Busto, doctora en Química Orgánica por la Universidade de Santiago, analizó en su ponencia las consecuencias que, a su entender, tiene el empleo de cianuro en el proceso de extracción. «Ademais de disolver o ouro, tamén disolve todo tipo de metais pesados e iso reflicte na balsa de lodos que pretende construír a compañía canadiense, xa que albergaría cantidades astronómicas de metais pesados e de arsénico. Este último elemento é 10.000 veces máis soluble unha vez reducido o seu tamaño a cen micras, é dicir, fariña».

También intervino en la audición Pedro Alonso Iglesias, biólogo y consultor ambiental, quien realizó un análisis del impacto ambiental que estas actuaciones pueden provocar en las zonas de afección. Puso como ejemplo una serie de desastres ocurridos en diversas partes del mundo por un incumplimiento, a su juicio, de las normativas y directivas en materia de seguridad medioambiental. Y apuntó que si la Unión Europea permite implantar este tipo de megaproyectos mineros a cielo abierto «a responsabilidade non será só das multinacionais, senón das institucións europeas».

En esta audición celebrada en Bruselas participaron también políticos, profesores universitarios y representantes de colectivos afectados de proyectos mineros en Rosia Montana, en el oeste de Rumanía, y de Chaldikini, en Syriza (Grecia).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El conflicto de la mina de oro de Corcoesto llega a Bruselas