La empresa ha contratado vigilancia privada para las naves


Para tratar de que hechos como estos no se repitan, la empresa que se ha hecho con las máquinas de Alfageme ha contratado vigilancia para todas las factorías. «Hay empresas contratadas en todas las fábricas», aseguraban ayer desde la firma levantina, aunque en una de ellas -añadían- ya se ha retirado el dispositivo de control porque las máquinas ya han salido y ya no existe riesgo de que puedan llevarse nada de valor de su interior.

A través de agentes de seguridad, la empresa propietaria de las máquinas que pertenecieron al grupo Alfageme, trata de evitar que desaparezcan más bienes. En el robo de Vilaxoán han perdido, al menos, una cerradora de latas y dos empacadoras de atún, un material que, según la denuncia que fue presentada ante la Policía Nacional por la gerencia de la firma murciana, está valorado en 400.000 euros.

La compañía de maquinaria Tomás Guillén se hizo con los equipos de Alfageme tras presentar por esos bienes una oferta ante el juzgado de lo Mercantil número tres de Pontevedra. La firma pagó por hacerse con las máquinas de las cuatro plantas que tenía el grupo conservero un millón de euros.

Una vez en posesión de esas máquinas, la empresa las estaba ofreciendo a otras firmas del sector. De hecho, los aparatos que fueron sustraídos en Vilaxoán ya tenían comprador. Estaban en la fábrica dispuestos para ser trasladados a Murcia o directamente al destino que decidiese el cliente, que según aseguraban ayer desde Maquinaria Tomás Guillén, «no era gallego».

Los aparatos habían sido adquiridos por un cliente que «no era gallego»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La empresa ha contratado vigilancia privada para las naves