«La fusión de los sistemas de seguridad de las antiguas cajas fue todo un reto»


ourense / la voz

La Fundación Dintel, que trabaja en la promoción de las nuevas tecnologías, reconoció en Madrid la labor del ourensano Roberto Baratta Martínez (Ourense, 1970), que es el director de seguridad de la información en NCG Banco. El galardón fue un reconocimiento para el equipo que dirige Baratta y que tuvo que hacer frente al reto de fusionar los sistemas de información de las dos cajas gallegas. El esfuerzo, asegura, ha valido la pena al recibir un premio de una fundación que cuenta entre sus galardonas al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, o el presidente del Congreso, Jesús Posada.

-Para nosotros fue toda una sorpresa y un honor, porque no es un premio que te den porque tú presentes una candidatura, sino que hay un patronato que decide los candidatos.

-¿Qué ha pesado a la hora de entregarles esta distinción?

-Hemos hecho cosas que han tenido gran relevancia en el sector. Hemos sido un equipo capaz de ver que en tiempos complicados como los que atravesamos y lleno de desventajas hay que ser capaces de ver las oportunidades para mejorar. A raíz de ser optimistas, un inconveniente puedes convertirlo en una ventaja. Por eso logramos sacar adelante grandes proyectos con pocos recursos.

-La fusión de las cajas habrá supuesto un enorme reto técnico.

-Imagínese. Eran dos entidades con un modelo informático diferente, y hubo que trasladar todo a uno de ellos. En el caso de la seguridad de la información, tuvimos que gestionar los datos de 8.000 usuarios accediendo a unas 4.000 aplicaciones con unidades operativas en países como Portugal, Estados Unidos o Suiza. Todo eso en seis meses, además de crear una nueva organización de seguridad que hasta ahora no existía.

-Y en medio de un ambiente de incertidumbre por la situación de las cajas.

-Sí. Ha sido un reto tremendo. Primero, la fusión de las cajas. Luego nos dicen que tenemos que ser un banco, imagínate la situación en nuestro departamento. La integración de los sistemas de seguridad de las dos cajas ha sido todo un reto.

-¿Qué retos se marca para el futuro tras la obtención del premio de la Fundación Dintel?

-Queremos seguir acompañando la dinámica del banco, ser importantes en el sector y estar lo más actualizados posibles. Considero que la seguridad de la información tiene mucho futuro, porque es algo que nos afecta a todos en la vida privada.

-¿Y Galicia que papel juega en este terreno?

-Queda mucho por mejorar. Por eso, desde mi posición siempre trato de apoyar y mantener colaboraciones con todas las entidades gallegas para que haya buenos profesionales en este terreno. Es un campo que crece cada año, mientras otros de las nuevas tecnologías están ya en clara cuesta abajo.

-¿Es segura la tecnología que se usa en el día a día?

-Lo que está claro es que la tecnología está en todas partes. Nos conectamos todos los días a Internet, todos usamos cajeros automáticos o tenemos una tarjeta electrónica del autobús. Un mal programa de seguridad se sufre, uno bueno no se nota y uno óptimo aporta valor. Lo que más demanda la gente es la privacidad y la protección de comunicaciones, que en breve tendrá que ser más fuerte ya que la UE va a endurecer las normas de seguridad. Nuestro sector tendrá todavía mayor demanda.

roberto baratta director de seguridad de la información en NCG banco

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La fusión de los sistemas de seguridad de las antiguas cajas fue todo un reto»