Jandro pide que se restaure la escultura de Castro porque «no es un homenaje a E.T.»

El Concello rechaza el presupuesto del escultor para restaurar la obra de la calle del Príncipe

LA VOZ

Hasta en dos ocasiones aceptó Jandro la petición del Concello de Vigo para reducir el presupuesto correspondiente al trabajo de reparación de la escultura que recuerda a Manuel Castro, el popular vendedor de periódicos fallecido ya hace años, que se sitúa frente al museo Marco.

Hace meses, alguien arrancó y robó el periódico de bronce que culminaba el conjunto escultórico, dejándolo desprovisto de significado. El autor de la obra, Jandro, se puso en contacto con el Concello de Vigo para ofrecerse a restaurar la obra. «Primero se puso en contacto conmigo Patrimonio Histórico para que les realizara un presupuesto de actuación», explica el escultor vigués, afincado en Cangas do Morrazo. «Me pidieron que redujera el presupuesto por dos veces seguidas y acepté», añade Jandro.

Sin embargo, la relación con el escultor fue asumida por Alcaldía, según indica Jandro. «Me pidieron una tercera rebaja y a mí ya me pareció que estaban jugando con mi trabajo», indica el autor. «La obra lleva tres meses sin periódico, es algo ajeno a mi voluntad pero está alterando mi obra porque yo no quise hacer un homenaje a E.T.», recuerda Jandro.

El escultor afirma que su última propuesta estaba cifrada en tres mil euros, una cantidad, según él, adecuada al trabajo que requiere la obra. «Hay que cambiarle todo el brazo para evitar nuevos robos y eso tiene un coste», señala.

No es el primer contratiempo que sufre esta obra ya que estuvo escondida durante casi una década. Jandro recibió el encargo en tiempos de Pérez Castrillo, pero no fue hasta hace unos años cuando se le buscó acomodo en Príncipe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jandro pide que se restaure la escultura de Castro porque «no es un homenaje a E.T.»