Tres menores vivían en la guardería de Paradai y luego la saqueaban

Los jóvenes, del Santo Ánxo, hicieron dos asaltos sin ser descubiertos


lugo / la voz

La guardería infantil que la Xunta tiene en el barrio lucense de Paradai fue robada y literalmente destrozada por dentro en tres ocasiones muy recientes. La primera fue el fin de semana del 19 y 20 de enero, y la segunda vez, el primer sábado y domingo de febrero, días dos y tres. Y por tercera vez entraron este pasado fin de semana, cuando fueron detenidos porque en esta ocasión los vecinos vieron que se encendían con frecuencia las luces de un pasillo durante la noche del sábado al domingo y llamaron a la policía. La iluminación se encendía porque tiene un sensor de movimiento que se activa cada que vez que alguien pasa por el lugar, y eso fue lo que alertó a los vecinos. Los agentes pudieron comprobar al llegar a Paradai que dentro de la guardería había tres adolescentes, que estaban durmiendo y viviendo allí. Al verse sorprendidos, dos de ellos emprendieron la fuga y poco después fueron atrapados por la policía tras una pequeña persecución, mientras el tercer asaltante, que resultó ser una chica también adolescente, se quedó en el interior y la detuvieron allí mismo. Uno de los que huía, además de llevar sus pertenencias en una mochila, portaba otra en la que ocultaba juguetes y otros enseres que había cogido del centro.

La sorpresa de la policía debió de ser mayúscula cuando comprobó que los tres chavales hacían vida dentro del centro escolar. De hecho hasta habían lavado sus propia ropa en las lavadoras y tenían la colada a secar mientras llevaban puesto atuendo deportivo o uniformes del personal de la guardería. Habían llegado al lugar con sus propias mochilas de viaje, como si fuesen a un hotel, y entraron tras saltar la cancilla y romper la misma ventana por la que habían accedido los dos fines de semana anteriores.

Comían y lavaban la ropa

Una vez que fueron detenidos, la policía comprobó que los tres adolescentes eran residentes en el centro tutelar Santo Anxo que la Xunta de Galicia tiene en Rábade. Además de haber lavado sus prendas, utilizar los cuartos de baño y los utensilios de aseo o la propia ropa que había en los armarios de las trabajadoras, también habían usado las viandas de la despensa para hacer sus comidas.

Una vez detenidos en comisaría reconocieron que también eran los autores de los anteriores asaltos y que siempre pasaban allí el fin de semana antes de marcharse y robar o causar los destrozos.

A la vista de los hechos, todo indica que los adolescentes, el mayor de los cuales ya está próximo a la mayoría de edad, además de vivir a cuerpo de rey en el centro, robaban algunas cosas y destrozaban muchas otras quizá para simular un asalto con violencia y ocultar su paso por allí. De hecho, tras los dos fines de semana que hicieron vida en la guardería de Paradai aparecieron las neveras casi vacías y muchos alimentos como leche y cereales derramados por el suelo. En realidad, al tirar y destrozar las viandas, trataban de ocultar que se habían comido el resto durante el fin de semana para borrar huellas e indicios.

A pesar de que la policía tenía numerosos indicios del mayor de los chicos y lo tenían localizado, tuvieron que ser los vecinos quienes avisasen de las luces encendidas, porque de lo contrario la guardería hubiese sido saqueada por tercera vez sin que la policía hallase rastro de los okupas. En las tres ocasiones entraron por la misma ventana tras romper el cristal, y en las tres causaron numerosos destrozos además de llevarse diversos objetos.

Ayer por la tarde los tres jóvenes ya retornaron al centro educativo de Rábade tras prestar declaración en la comisaría. El colegio Santo Anxo no es desde el año 2006 un reformatorio, sino un centro para hijos de familias con problemas, y tutelados por la Xunta. Por tanto tienen libertad para salir.

crónica okupas de fin de semana que burlaban a la policía

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Tres menores vivían en la guardería de Paradai y luego la saqueaban