La Audiencia falla que nadie intentó secuestrar a Pilar Varela

La sentencia solo reconoce que una de las tres acusadas la golpeó


lugo / la voz

La Audiencia Provincial de Lugo acaba de emitir sentencia sobre un altercado ocurrido el 10 de agosto de 2005 en la calle Roberto Baamonde a consecuencia del cual Pilar Varela Rodríguez denunció que tres mujeres la habían tratado de secuestrar. El tribunal lucense entiende que no hubo intento de secuestro alguno y absuelve de ello a las tres mujeres que fueron acusadas de tal cosa: Mónica Casar, Cristina López y Teresa González.

Sin embargo, la sentencia considera probado que Pilar Varela recibió varios golpes en la cara, en el cuello y las piernas de una de ellas, Mónica Casar, a quien condena por ello a indemnizar a Pilar Varela con 2.104 euros en concepto de indemnización y secuelas. También le aplica una pena de prisión de 6 mese, (que no supone ingreso), y a pagar las costas del juicio de la agredida, que no secuestrada.

El tribunal considera probado que Pilar Varela y Mónica Casar tuvieron ese día un altercado en la calle, a consecuencia del cual Pilar Varela se llevó la peor parte de los golpes, que fueron tipificados como delito de lesiones. Tuvo que llevar collarín y tardó 30 días en curar, de los cuales la mitad estuvo incapacitada para realizar sus funciones habituales. También Mónica Casar sufrió una leve contusión en una pierna, por la cual Pilar Varela fue acusada de una falta de lesiones, pero se libró de pena porque la falta ya prescribió.

En cuanto a las otras dos mujeres acusadas del posible delito de secuestro y ahora absueltas, Cristina López y Teresa González, el tribunal entiende que no hay ninguna prueba en tal sentido. Teresa ni siquiera aparece en el lugar de los hechos, según la sentencia, y Cristina acudió para separar finalmente a las dos mujeres que se habían enzarzado en la disputa.

Según la sentencia, Pilar Varela dijo en su declaración ante la policía que la habían tratado de secuestrar, pero ya durante el juicio oral declaró «que la habían arrastrado solo un poquito, no existiendo ningún otro dato o declaración que corroborase tal versión mínimamente», dice la sentencia textualmente.

El testigo de los hechos, que compareció en el juicio porque pasaba por la calle a esa hora, explicó que solo había visto a dos mujeres forcejeando, y no a tres intentando secuestrar a una cuarta. Explicó textualmente en la vista oral el testigo que les dijo a las dos contendientes «tengan vergüenza», y ni siquiera llegó a intervenir físicamente en la discusión que luego acabó en unos golpes.

Los magistrados dieron toda la credibilidad al testigo, que mantuvo la misma versión desde el principio y no conocía de nada a las mujeres y ni siquiera las reconocía físicamente el día del juicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Audiencia falla que nadie intentó secuestrar a Pilar Varela