¿Intento de secuestro o extravío de un niño de tres años?

Una mujer que no era su madre fue a buscarlo a la Escola de Música municipal, en el centro Uxío Novoneyra, pero luego apareció el menor perdido junto al Pazo da Maza


lugo / la voz

Una madre fue a recoger a su hijo de tres años a la escuela de música municipal del Uxío Novoneyra este lunes a las seis de la tarde. Cuando entró en el aula, mientras ya entraban los alumnos de la siguiente hora, el profesor le explicó que otra mujer ya había pasado a recoger al niño.

Ante la sorpresa de la madre, porque su hijo no tiene abuelos en Lugo ni personas de su familia que hubiesen ido nunca a recogerlo, emprendieron una búsqueda desesperada por la larga docena de aulas del centro y sus pasillos, pero el niño no estaba. Llamaron a la policía pero mientras esperaban se montó un dispositivo espontáneo de búsqueda por toda la calle Quiroga Ballesteros en la que participaron varios padres, profesores y comerciantes que preguntaban a la desolada madre detalles de la vestimenta del niño. Llegaron dos jóvenes agentes de la Policía Nacional y dieron la voz de alarma a sus unidades tras comprobar la extraña desaparición del chiquillo. Explicaron por radio como iba vestido y tomaron una foto de la ficha escolar para distribuirla.

Cuando ya los padres del chiquillo pensaban en lo peor, en medio de un gran nerviosismo y alarma en toda la calle, con corrillos de gente preguntándose si alguien había visto al niño, una llamada de una patrulla de la Policía Local advertía que creían haberlo visto en el Pazo da Maza. Eran las 18,40. Habían pasado 40 minutos de histeria.

Tal como explicaron los dos agentes de la Policía Local a los padres, ellos mismos y varias un grupo de personas que estaban de compras vieron al mismo tiempo al niño en la puerta de entrada del Pazo da Maza.

El chiquillo, con la tensión inicial, dijo que «iban a buscar a mamá», dando a entender que alguien podría haberle dicho que lo acompañase para ir a buscar a su madre, y por algún motivo lo dejó en el Pazo da Maza. La madre dijo a la policía que probablemente alguien trató de llevarse al chiquillo y se le complicó la situación por la alarma inmediata y por ello lo dejó en dicha zona comercial. Sin embargo la policía, explicó la mujer, prefirió creer que el niño había salido por su propio pie y había recorrido los 200 metros aproximados que separan la escuela del centro comercial, cruzando la Praza da Soedade, sin que nadie reparase en él.

Curiosamente, no fueron los propios agentes de la policía local los que llevaron al niño de vuelta con sus padres, sino una mujer que estaba supuestamente entre quienes lo encontraron. Los dos policías locales simplemente caminaron detrás del niño y de la señora, aunque la madre asegura que no desconfía para nada de esa mujer. El padre del chiquillo pidió a la policía que al menos la identificase por si podía aportar algún dato de lo sucedido, pero los agentes no lo consideraron oportuno.

Los padres no presentaron denuncia finalmente pero consideran que la situación era lo suficientemente extraña como para que la policía hubiese investigado por su cuenta.

También lamentan los progenitores la falta de control de entradas y salidas de los niños en la escuela municipal de música del Uxío Novoneyra, ya que nadie controla la identidad de los niños ni de los adultos que acuden a buscarlos, a pesar de que se produce una gran aglomeración en las horas en punta. La escuela funcionar de cuatro a nueve de la tarde. Recuerdan incluso que inscribieron a su hijo en dicha escuela cubriendo un simple formulario y sin presentar siquiera un DNI.

crónica un suceso con final feliz

Los padres del menor se quejan de la falta de control en la Escola de Música

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

¿Intento de secuestro o extravío de un niño de tres años?