Las sospechas de maltrato se cuadruplicaron en un año en el Materno

El hospital pone en marcha un protocolo para agilizar la detección y atención


A Coruña / La Voz

Las sospechas de maltrato infantil pasaron en el último año de tres a trece en el hospital materno infantil Teresa Herrera. El dato, que tomado aisladamente no tiene un valor estadístico y a juicio de los expertos deberá analizarse en una serie más larga para confirmar si se trata de una tendencia, ha despertado las alarmas entre los profesionales, que de hecho presentaron en el último congreso gallego de pediatría un protocolo actualizado para tratar de detectar, agilizar, y mejorar la asistencia ante la presentación de cualquier indicio de agresión a un menor.

Bebés con fracturas inexplicables, el prototipo clásico del maltrato, o niños a los que el paso de los años les permite hacerse más huidizos y escapar acaso de un gran traumatismo, pero no de los moratones, son algunas de las imágenes que a veces se descubren en la camilla de Urgencias, cuando no quemaduras o lesiones que no por más ocultas son menos dañinas.

«Somos conscientes de que es la punta del iceberg, porque los que llegan al hospital son solo una pequeña parte», lamentan responsables de los servicios de apoyo social a las víctimas.

Teléfono de la Infancia

En todo caso, los que llegan a ingresar, aunque no todos de la misma magnitud, son niños con lesiones importantes.

Según los datos del Teléfono de la Infancia, en los primeros once meses de este año se comunicaron 49 casos de sospecha de maltrato desde A Coruña, de donde proceden más del 40 % de todas las comunicaciones recibidas en el departamento autonómico. Fueron una docena menos que en el mismo período del 2011, pero el maltrato sigue siendo la principal causa para levantar el aparato y se mantiene el peso que las agresiones a menores tienen sobre el total de asuntos que se denuncian en el servicio de la Xunta: una de cada diez llamadas tiene que ver con una alerta sobre violencia sobre niños. Es el teléfono del menor, donde se comunican también problemas de conducta, escolares, dificultades familiares o incluso consultan las adolescentes temores de embarazo, pero entre los principales usuarios de este apoyo, además de los padres, figuran los profesionales del ámbito sanitario, educativo o social, que este año decidieron marcar el número en 127 ocasiones para informar de alguna amenaza relacionada con un niño.

La media habitual de sospechas de maltrato se sitúa entre 2 y 3 al año

13

Sospechas de maltrato el último año

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las sospechas de maltrato se cuadruplicaron en un año en el Materno