La crisis y el mal tiempo hunden la ocupación hotelera en la zona

Los empresarios califican el puente de la Constitución como «nefasto»


carballo / la voz

Los hoteleros de la Costa da Morte ya no son optimistas. Todo lo contrario. La inmensa mayoría califica ya el 2012 como un año nefasto para el turismo y aseguran que el puente de la Constitución no ayudará a arreglar las cosas. En el mejor de los casos, como en el hotel El Hórreo, de Corcubión, rondan el 50 % de ocupación durante este «fin de semana largo», pero el resto de establecimientos de la comarca a duras penas supera el 30 %. «Tenemos alrededor de un 25 % de habitaciones reservadas para estos días y a eso habrá que sumarle aquellos que vengan de imprevisto, a última hora, lo cual no está mal para las fechas que corren», aseguraban ayer desde el hotel Monte Blanco, en Cabana. Peor veían la situación desde el vecino Costa Verde, donde, según la recepcionista, «as cousas van cada vez peor e o tempo non axuda nada». Ayer, explicaba con resignación, solo tenían reservadas tres de sus 30 habitaciones y dudaban mucho de que la situación mejorase durante el fin de semana.

De la misma opinión eran en el Cabo Finisterre, uno de los establecimientos más emblemáticos de Fisterra, donde ayer solo habían colgado el cartel de ocupadas en cinco de sus 48 habituaciones. «Si saliese el sol quizás se animase a venir algún turista de los que dejan todo para última hora, pero con lo que llueve y el frío que hace eso parece imposible», contaban. La enorme oferta de establecimientos que hay en la localidad, explicaban, también provoca que los clientes se repartan mucho más. Mejor suerte corre O Semáforo, el hotel del Cabo, donde tienen todas las habitaciones reservadas para los próximos tres días. «Pero solo tenemos cuatro dormitorios, así que el lleno no es difícil», justificaba su responsable.

«O que está pasando nesta ponte non ocurría hai catro ou cinco anos e o tempo tampouco axuda nada. Está todo moi paradiño e as reservas non superarán o 40 %», explicaban ayer desde el hotel rústico Insula Finisterrae, de Fisterra, donde, añadían: «O normal nestas datas era estar ao cen por cento de ocupación».

Mucho menor es la ocupación que registra estos días el hotel Punta del Este, en Carballo, donde «como mucho» llegarán al 25 %. «No vivimos especialmente del turismo y el tiempo es tan horrible que no invita a nadie a venir, pero lo normal en un puente como este era estar mucho mejor», indicaban desde la recepción del establecimiento.

«Lo normal estos días sería rondar el 60 o el 70 % de ocupación, pero está todo muy flojo y no llegaremos al 40 %», añadían desde el Insua, de Cee.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La crisis y el mal tiempo hunden la ocupación hotelera en la zona