Isabel de Ocampo: «En 6 años, el papel más visto en nuestro cine fue el de prostituta»

maría conde PONTEVEDRA / LA VOZ

FIRMAS

Capotillo

La realizadora y presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas, Isabel de Ocampo, quiere corregir «determinadas sinergias» del sector, que prioriza historias para que los hombres se sientan identificados

05 nov 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Desde junio, Isabel de Ocampo es la presidenta de CIMA, la Asociación Española de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, que agrupa a 300 integrantes en España. Su objetivo, «visibilizar el trabajo de las mujeres» y «corregir determinadas sinergias». Se explica: «Normalmente quienes dan el dinero para producir las películas son hombres, y es normal que ellos se sientan identificados con historias que les suceden a otros hombres; queremos llamar la atención sobre este hecho, y evitar que se haga cine que perpetúe estereotipos de la mujer que no se corresponden con la realidad».

Cita que el colectivo encargó un estudio a una socióloga de la Complutense y que el informe arrojó el dato de que entre el año 2000 y el 2006 «solamente un 6 % de mujeres eran directoras; un 11 %, guionistas, y un 20 %, productoras, y todo esto incidía en los contenidos». «Y el personaje -añade- que más se representaba era el de prostituta, y de una forma frívola». «Esto no puede ser, porque las mujeres somos el 51 % de la población en España, y tenemos derecho a que se cuenten historias con las que podamos identificarnos, no películas en las que se insulta nuestra inteligencia».

De Ocampo se dio a conocer a nivel nacional en el año 2008 tras ganar el Goya al mejor cortometraje, precisamente con una historia -aunque nada frívola- sobre la prostitución, Miente. Reconoce que el premio la ayudó a buscar productor y pudo así filmar su primer largo, Evelyn, que aborda el mismo tema y que se estrenó a principios de verano, «lo que pasa es que coincidió con la Eurocopa...».

Es una historia dura que aborda la explotación sexual y el tráfico de mujeres, «un tema que en Galicia está de actualidad por la operación Carioca». Para prepararla, habló con víctimas, proxenetas, policías -en Galicia se entrevistó con la Asociación Faraxa, de Vigo-. «Desconozco si mujeres con las que hablé aquí tenían algo que ver con esa operación -señala-, pero lo que sí puedo decir es que he tenido la oportunidad de conversar con muchos policías e incluso proxenetas, que me explicaban cómo se corrompe a los políticos y cómo se corrompe a los policías; entonces, es algo que está a la orden del día y si la prostitución y este drama sigue existiendo es por la complicidad de las personas que precisamente tienen que combatirla».

Con su película, lo que la realizadora intentó es «tratar de hacer entender a la gente el punto de vista de las víctimas; me parece fundamental que se entienda que la mujer no elige eso libremente».

«La prostitución -agrega- es un problema de clases sociales, donde hay mujeres pobres que vienen a ser explotadas en los países ricos. No tiene nada que ver con la moral, y sí con que el 60 % de las mujeres que la ejercen son madres de familia, que tienen que sacarla adelante y no tienen oportunidades, estudios u otra forma de conseguirlo que no sea con su cuerpo. Las mafias las eligen así, con cargas, para extorsionarlas fácilmente y les hacen firmar un contrato en el que ellas se comprometen por una deuda. Es un préstamo desorbitado para muchas, de 6.000 a 8.000 euros, e incluso pueden poner como aval la casa donde vive su familia...».

No es partidaria de la legalización, «porque aunque quieras anteponer el imaginario de Pretty Woman, en el momento que legalizas esto atraes a mucha gente sin escrúpulos en el mundo». Y subraya que su próximo proyecto no ahondará en el tema «porque necesito sanear la cabeza un poco». Aunque tiene tiempo para arremeter contra los recortes: «Hay algo dramático en el momento en que se recorta la cultura, y en que esté en los presupuestos luchando con el dinero que se dedica a la sanidad».

isabel de ocampo realizadora y presidenta de la asociación de mujeres cineastas

«Mi película ??Evelyn?? aborda la explotación sexual y el tráfico de mujeres»