O FIOT cierra un año desigual, pero con momentos brillantes

á. p. carballo / la voz

FIRMAS

Els Joglars, Carmen Machi y el ciclo OTNI elevan la nota media del festival

03 nov 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

La magnífica representación con la que se cerró esta edición del Festival Internacional Outono de Teatro ha acabado por inclinar hacia el lado positivo la balanza de una cita desigual, pero que ha permitido al público del Pazo da Cultura carballés gozar de algunos momentos teatrales de muchos quilates.

Els Joglars, secundados por Carmen Machi, han sido los grandes triunfadores de una cita que se sigue consolidando año tras año -ya van 21- y que esta vez ha deparado, a juicio de muchos de los espectadores que han vuelto a llenar el auditorio del Pazo, un par de grandes decepciones: Sarabela, que defraudó pese a jugar sobre seguro con un texto de Fernán Gómez, y, especialmente, Animalario, que con el mediático Guillermo Toledo a la cabeza no logró convencer al público del FIOT.

Para el colaborador de La Voz José María de la Viña el balance final es bueno, «mesmo mellor que outros anos, posto que houbo máis obras que me gustaron das que non». Así, aunque la media de las notas que concede a las nueve representaciones centrales del programa se quedan ligeramente por debajo del 6, esta sube sensiblemente si se les suman las tres propuestas del ciclo paralelo OTNI: Un 7 para la relectura del Decamerón efectuada por Cándido Pazó; un 8 para el Calla y come de La Cocina, y un 9 para Fingir del Colectivo 96º.