La crisis dispara las quejas de los consumidores de Barbanza

Aumentan en las OMIC las reclamaciones por reparaciones de vehículos


Ribeira / la voz

El cliente no siempre tiene la razón, pero en caso de que vea sus derechos lesionados puede acudir a las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC) que se reparten por la comarca. En concreto, son cuatro los ayuntamientos de Barbanza que cuentan con este servicio: Ribeira, Boiro, Porto do Son y Noia. Los técnicos de estos departamentos no dan abasto para atender las reclamaciones que les presentan los afectados, y es que la crisis económica dispara las denuncias.

Para muestra un botón. Desde que comenzó el año, solo en la oficina de Noia se han tramitado 284 quejas relacionadas con las preferentes, medio centenar contra compañías de telefonía móvil y más de una veintena por problemas en la factura del servicio de electricidad. Tal y como explica el responsable de la OMIC de este municipio, Aquilino López, también llama la atención el aumento de las reclamaciones de los clientes que no están de acuerdo con las reparaciones de los talleres mecánicos a los que acuden.

En contraposición, hace años que en este departamento no se tramitan denuncias contra el sector hostelero. «Cada vez son más las personas que conocen la OMIC y que acuden a nosotros para reivindicar sus derechos», añadió López. Todos los técnicos de consumo de Barbanza coinciden en afirmar que la telefonía y los servicios financieros motivan gran parte de las reclamaciones.

El caso boirense

Los datos registrados en la oficina de información al consumidor de Boiro son especialmente llamativos. En lo que va de año, los técnicos atendieron más de 1.800 consultas y la mitad terminó en denuncia. De estas 750, más de trescientas llegaron al Instituto Galego de Consumo como solicitudes de arbitraje y el resto se resolvieron por mediación. Aunque la mayoría de las personas que se acercan a la OMIC son de Boiro, un 15% de los consumidores llegan de Rianxo, ya que en este municipio no se ofrece este servicio. Con todo, a quienes residen en la villa rianxeira les correspondería acudir a las oficinas de Santiago de Compostela.

También en Ribeira y Porto do Son las reclamaciones siguen una línea ascendente y la telefonía móvil y los servicios bancarios se llevan la palma. Eso sí, desde que se recrudeció la crisis también hubo quejas relacionadas con las compañías de seguros, de electricidad, transporte aéreo, compra de electrodomésticos o alquiler de viviendas, entre otras.

La telefonía móvil y los servicios financieros motivan gran parte de las denuncias

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La crisis dispara las quejas de los consumidores de Barbanza