Loureda «esconde» en su iglesia una joya del siglo XVIII

El párroco de Morás y el Concello llegan a un acuerdo para restaurar el retablo que fue creado por el mismo escultor que hizo el de San Martín Pinario


Arteixo / la voz

Pocos secretos tan bien guardados como el que se esconde en el interior de la iglesia de Loureda. Toda una joya del barroco gallego, construida ni más ni menos que por el mismo escultor que hizo el retablo de San Martín Pinario en Santiago, Xosé Ferreiro. Se trata, en palabras del párroco de Morás, Manuel Blanco, del «escultor más famoso del siglo XVIII» en Galicia y el retablo de Loureda se corresponde con «una de sus obras más importantes», que pertenece a la etapa de plenitud del escultor. Tal es la importancia de este retablo que el Concello de Arteixo se encuentra en negociaciones con el párroco de Morás y el Arzobispado de Santiago para restaurarlo con el fin de obtener por parte de la Xunta la declaración de bien de interés cultural. Condición indispensable para que el gobierno local logre el 1 % de la inversión que el Ministerio de Fomento haya hecho en el municipio en los últimos años con el fin de invertirlo en cultura.

El montante que le corresponde aportar a Fomento es una suma más que apetecible, ya que se puede estar hablando de cerca de 900 millones de euros, pero el gobierno local recuerda que ese es un trámite complejo y que hay que presentarse a concurso. «Todo lo que sea puesta en valor de espacios singulares y atractivos para el turismo lo vamos a potenciar, sobre todo, si se trata de joyas histórico-artísticas como la de este retablo», explicó el concejal de Obras, José Ramón Amado, sobre la restauración de esta obra.

Tanto esta actuación como la cesión de la rectoral para uso público y social son los dos proyectos que el Concello está negociando con el párroco de Morás y el Arzobispado de Santiago. Manuel Blanco reconoce que estas negociaciones van por buen camino y que «hay buena disposición» para que los dos proyectos se lleven a cabo juntos. Por el momento, el Concello ya confirmó la contratación de un anteproyecto por importe de 18.000 euros que permitirá conocer el estado real del retablo y las necesidades urgentes que se deben acometer para su conservación.

Este proyecto fue encargado a Iago Seara, arquitecto reconocido que participó en los trabajos de restauración del Pórtico de la Gloria, en la catedral de Santiago. Asimismo, participan en el anteproyecto un grupo de especialistas que hicieron los estudios previos de la restauración del Pórtico, y que en este caso realizaron un muestreo de láser y topográfico para conocer el estado de este retablo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Loureda «esconde» en su iglesia una joya del siglo XVIII