El gimnasio de la comisaría abriría para los que paguen cuota

Los socios del club sufragarían así la compra de máquinas de entrenamiento


VIGO / LA VOZ

Los recortes presupuestarios agudizan el ingenio. La nueva comisaría de Vigo, pendiente de inaugurar oficialmente, cuenta con un gimnasio para el mantenimiento de los agentes pero carece de máquinas de entrenamiento por falta de presupuesto. Los mandos han propuesto al Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Vigo la creación de un club exclusivo de agentes que pagarían cuotas de socio o afiliado que servirían para comprar los aparatos de musculación que luego podrían usar.

Así lo aseguró ayer el secretario del SUP vigués, Víctor Vasco, en una concentración de representantes de toda Galicia ante la comisaría principal para protestar con pitadas contra el «hachazo» a los salarios. El viernes harán otra manifestación.

Según esta fuente, otras soluciones que barajan los mandos son que cada agente, o sus representantes sindicales, traigan de casa su propia máquina de deporte o sugieren comprarlas de segunda mano a un gimnasio privado. Añade que se negaron a aceptar dichas propuestas por considerarlas un «insulto al funcionario». «No somos ciegos, la Policía Local de Vigo tiene un buen gimnasio y horas disponibles para entrenar y nosotros no», se queja.

Vasco recuerda que hay 100 antidisturbios, 30 de intervención rápida y 125 patrulleros destacados en la ciudad y necesitan seguir en forma por su oficio. «Si la comisaría costó 14 millones, ¿no pueden gastar 6.000 euros en máquinas de deporte? Es lo mínimo», se pregunta.

Galería de tiro cerrada

Un portavoz oficial de la comisaría replicó que dicha conversación se mantuvo en una reunión entre los mandos y los sindicatos cuyos contenidos son secretos. Sin embargo, argumenta que la nueva comisaría de López Mora «aún no ha sido inaugurada, sigue en obras y está inacabada» aunque los agentes ya trabajen ahí. Aún llegan muebles y entran partidas presupuestarias para completar el edificio y añadió que hay margen para corregir deficiencias.

El SUP se queja de que los tabiques de cristal permiten oír las denuncias de una maltratada o una agredida sexual en el departamento contiguo. Tampoco está abierta la galería de tiro pese a que los policías no practican puntería desde hace 16 meses. Según dicen desde el SUP, antes entrenaban en un remolque itinerante dotado de paneles para disparar pero ya no hay dinero para cambiarlos y tampoco para pagar la gasolina.

Internet desde casa

El representante sindical recuerda que los policías deben disparar 25 cartuchos cada tres meses pero aquí no lo hacen desde marzo del 2011 ni logran permiso para practicar en Figueirido o Vilagarcía.

Y la falta de ordenadores y acceso a Internet obliga a los investigadores a hacer pesquisas en las redes sociales desde su casa con cargo a su línea ADSL. Y hay colas en la oficina de Denuncias por falta de personal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El gimnasio de la comisaría abriría para los que paguen cuota