Barbanza lloró la muerte de Bayón

Hace nueve años que fue enterrado el cronista oficial de Ribeira


ribeira / la voz

Pocos autores descubrieron así la magia de la palabra. Como un genio todavía recuerdan hoy muchos barbanzanos a Carlos García Bayón, el prolífico escritor y maestro que fue enterrado hace nueve años en el cementerio sonense de Santa María de Xuño. Hasta allí se acercaron todos los que lo admiraban para darle un último adiós. Personalidades como el presidente de la Xunta, Manuel Fraga, o el intelectual Isaac Díaz Pardo destacaron el talento narrativo del cronista oficial de Ribeira. «El jefe del ejecutivo gallego elogió su capacidad de trabajo y su ilusión por transmitir a otros sus conocimientos, mientras que Díaz Pardo hizo hincapié en la elegancia del polígrafo para eludir los atrancos que imponía el régimen franquista».

Por su parte, José Antonio Ventoso, el ex alcalde de Ribeira que decidiera, en el año 1985, nombrar a García Bayón hijo adoptivo de la ciudad, hizo un repaso a la herencia recibida por quien fuera su maestro. Recordaba también que hacía poco tiempo que el escritor le dijera: «No me llames más porque quiero seguir fresco en tu recuerdo».

Sin embargo, tras su muerte se produjo un silencio institucional y apenas hubo intentos por ensalzar su figura. Tan solo un grupo de barbanzanos pertenecientes al mundo de la cultura organizan en la actualidad un emotivo homenaje. Y es que el 1 de octubre de 2014, García Bayón cumpliría cien años de edad.

Cabe recordar también que su amplísima biblioteca está hoy en el colegio Bayón de Ribeira, centro fundado por el cronista y por su mujer. Allí la trasladó su hija, Ana García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Barbanza lloró la muerte de Bayón