La presidenta de Argentina tiene una finca en A Fonsagrada

Mientras expropia YPF, mantiene parte de un monte en tierras lucenses


lugo / la voz

Óscar Fernández es un tranquilo jubilado fonsagradino de 77 años que desde que Cristina Fernández fue elegida presidenta de Argentina pierde tranquilidad, porque es uno de los primos segundos que conserva aquí y, además, es el que ocupa la casa familiar en la que vivió de joven Pascasio Fernández, el abuelo de la presidenta. Ahora, con el revuelo montado tras el anuncio de la expropiación de YPF, el pensionista fonsagradino vuelve a suscitar el interés de los medios de comunicación.

Los vínculos de Cristina Fernández con Lugo son muchos porque conserva en España ocho primos, de los que tres viven en el pueblo natal del abuelo Pascasio, Mazaeda de San Pedro de Neiro. Además, a la presidenta incluso le corresponde una parte en la propiedad del monte. Cuando vivía Pascasio, a cada casa del pueblo le otorgaron una parcela, pero esta familia no hizo el reparto de la herencia, o al menos de esa finca, en la que sigue figurando el abuelo de Cristina como uno de los dueños.

Hace dos años, en enero del 2010, falleció Pepita Fernández, madre de Óscar y cuñada del abuelo de la presidenta. Desde entonces, el hijo vive solo, a caballo entre la villa y la casa de Mazaeda, en la que guarda fotografías y todos los recuerdos.

Tras el cambio en la presidencia, el primo de Cristina tuvo una oferta para viajar a Buenos Aires, pero la rechazó porque tenía que cuidar a su madre. Óscar también tiene detalles con su parienta, a la que le envió sendos faxes para expresarle su condolencia cuando murió Ernesto Kirchner, y más recientemente para felicitarla por haber sido reelegida presidenta. Aún tuvo algún detalle más con ella.

los vínculos de cristina fernández de Kirchner con galicia

Llamada desde la Casa Rosada

A finales del año 2009, Óscar Fernández recibió una llamada de teléfono en A Fonsagrada. Le dijeron que llamaban de la Casa Rosada, color que en aquella época tenía una casa de dudosa reputación a las afueras de Lugo y muy visible para cualquier persona que pasase por la carretera N-VI. Óscar, que por entonces incluso desconocía el nombre de la sede de la presidencia argentina, creyó que se trataba de algún bromista y estuvo a punto de colgarle el teléfono. Cuando le aclararon que llamaban desde Buenos Aires, los atendió amablemente, como es habitual en él, y concertaron para el día siguiente una llamada telefónica de Ernesto Kirchner, que acababa de traspasarle la presidencia a su mujer, Cristina. «Eu díxenlle que Cristina tiña as súas raíces nesta casa, como as teño eu», comenta orgulloso Óscar Fernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La presidenta de Argentina tiene una finca en A Fonsagrada