El Gobierno maniobra para que Bankia tenga más tiempo para sanearse


El nuevo decreto del Gobierno tendrá un impacto notable en todo el sector financiero, que deberá hacer un saneamiento extra de 50.000 millones de euros como muy tarde antes de diciembre del 2013. Pero hay algunas entidades que acusarán más el golpe que otras. Los primeros informes de analistas dan por seguro que Santander, BBVA o La Caixa podrán aguantar el golpe, aunque a costa de recortar sus beneficios durante este 2012.

También hay coincidencia en que uno de los grandes, Bankia, será el que más apuros pase. La afirmó ya el jueves que mantiene «su estrategia de consolidarse como una de las entidades líderes del sistema financiero español», y que afrontará «las nuevas exigencias sin necesidad de recurrir a fondos públicos y en los plazos y condiciones establecidos por el Gobierno». Para ello podrá vender activos, tirar de provisiones genéricas (1.100 millones de euros) o convertir en capital sus preferentes.

Bankia no descartaba en su comunicado una fusión. Y sobre ella se empezó a especular ayer en el mercado, según diferentes fuentes consultadas, que atribuyen al Gobierno movimientos para tratar de encontrar una entidad pequeña o mediana que pudiera comerse Bankia, liderando el proyecto, y sin descartar alguna inyección de fondos públicos. Todo apunta a Unnim, firma catalana que será subastada próximamente. Si lo hace, el holding financiero lograría 12 meses más de plazo: podría cumplir las exigencias del Gobierno del PP en diciembre del 2013, no este ejercicio. Ayer mismo, el FROB anunció que permitirá que cualquier entidad que haya recibido ayudas -caso de Bankia- podrá afrontar una fusión, algo que le se vetaba antes. Toda una señal.

Sobre el papel, y al margen de los tres gigantes citados antes, hay otras cuatro entidades favorecidas indirectamente por el decreto: Popular-Pastor, Kutxabank, Unicaja-España-Duero, y Sabadell-CAM. Porque todas ellas están en procesos de fusión y por ello tienen de plazo hasta el 2013. Un tiempo precioso.

Datos ocultos

Con todo, es imposible saber cuál es el impacto exacto de las medidas en cada entidad, porque ninguna detalla la morosidad que tiene en suelo, edificios en obras y casas acabadas, y, por lo tanto, cuánto tendrán que provisionar. Sí se pueden calcular otros saneamientos, como el que se ha de hacer a los activos adjudicados o al crédito promotor al corriente de pago, que también se ha cubrir ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Gobierno maniobra para que Bankia tenga más tiempo para sanearse