«Yo ya estaba retirado por enfermedad, pero tuve que volver», dice el cura de Artes


Cuando el anterior párroco de Artes, Juan Bautista Nemiña, enfermó, el sonense Aurelio Parada le sustituyó. En principio, se trataba de algo temporal, ya que él estaba retirado por enfermedad tras toda una vida de cura en sitios como Betanzos. Sin embargo, al fallecer Bautista Nemiña, el Arzobispo de Santiago le pidió que continuase al frente de la citada parroquia ribeirense: «Estaba retirado porque me hicieron un trasplante, pero volví», explicaba ayer por la tarde.

Indicaba también que su salud no es la mejor, pero que intenta cumplir con su deber lo mejor que puede «y estar al servicio de los feligreses». Los domingos celebra eucaristías, además de en Artes, en las capillas sonenses de San Benito y San Pedro, para ayudar al cura de la zona. Tiene 74 años.

Por otra parte, es difícil encontrar en la comarca sacerdotes con menos de 60 años. Pese a ello, algunos, además de cubrir las necesidades de sus parroquias, acuden a actos fuera. Por ejemplo, Marcelino Sánchez fue al entierro de Fraga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Yo ya estaba retirado por enfermedad, pero tuve que volver», dice el cura de Artes