La visita nocturna impulsada por el Ateneo Mar de Arousa superó todas las expectativas


Además de sus innegables valores científicos y de constituir una seña de identidad genuina del pasado remoto de Vilagarcía, los petroglifos descubiertos en el Xiabre constituyen una potencia fuente de recursos turísticos para la capital arousana, si es que de pensar con el bolsillo se trata.

El informe realizado por el Laboratorio de Patrimonio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas no pasa por alto las magníficas vistas sobre la ría que se contemplan desde la cuenca del Salgueiro, demostrando que los gallegos de la Edad del Bronce no escogían al azar los lugares en los que inscribir su mensaje, sin descifrar tras cuatro milenios, en la piedra. Cabe recordar que en esta zona del Xiabre confluyen dos rutas de senderismo de reciente creación, por lo que la parte esencial del trabajo que permite su divulgación, el acceso físico a los yacimientos, ya está hecho.

Puede haber quien dude del interés que el conocimiento de este tipo de elementos puede suscitar entre la ciudadanía. Existe un precedente cercano que contribuirá a despejar titubeos de este pelaje. En agosto, por iniciativa del Ateneo Mar de Arousa, la arqueóloga vilagarciana Beatriz Comendador pilotó una visita nocturna a los petroglifos de Os Ballotes, en Bamio, que sí habían sido objeto de una intervención financiada por el Concello y desarrollada por técnicos del CSIC un par de años antes. Un centenar de asistentes rompieron todas las previsiones de la organización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La visita nocturna impulsada por el Ateneo Mar de Arousa superó todas las expectativas