Vilarmaior promociona su espectacular parque de petroglifos

Toni silva VILARMAIOR / LA VOZ

VILARMAIOR

César Delgado

La Fundación Luis Monteagudo ha encontrado 134 piedras inscritas en menos de tres kilómetros cuadrados

16 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Mañana es un día importante en la historia de Vilarmaior. En parte, por la recuperación de su prehistoria. El municipio coruñés, de apenas 1.400 habitantes, es una mina patrimonial tras la labor de investigación y descubrimiento llevada a cabo durante los últimos años por la Fundación Luis Monteagudo. Varios de sus miembros han hallado 134 piedras con inscripciones prehistóricas en una superficie de 2,5 kilómetros cuadrados, y mañana al mediodía se inaugurará de forma oficial esta especie de parque temático rupestre. «Pensamos que estamos ante a maior concentración de petróglifos de Galicia», explica Alberto López, de la fundación. «Ao mellor en Campolameiro hai máis pezas, pero nunha superficie moito máis extensa».

Cuando surgieron los primeros hallazgos, la fundación pidió la colaboración del Concello para realizar un mapa de señalización con postes y guías identificativas. Así que desde el Ayuntamiento se pidió la colaboración de los titulares de las fincas donde se habían descubierto alguno de los muchos petroglifos localizados. «E a xente non puxo problemas», asegura el alcalde, Carlos Vázquez. El Concello se ha hecho cargo de la limpieza y la apertura de nuevos accesos, así como del futuro mantenimiento, mientras que la fundación, con sede en Santiago, ha sufragado los gastos de las señales, así como la contratación de expertos para redactar el proyecto remitido a Patrimonio, que concedió su plácet.

Tres zonas

El espacio de interés se divide en tres lugares: O Torreiro (parroquia de San Pedro de Vilarmaior), Sua Lomba, y Calvela-Montañés (parroquia de San Xurxo de Torre). Si bien la gran mayoría de los petroglifos descubiertos son de carácter geométrico, hay alguno muy especial con forma antropomorfa (en Calvela). «Pensamos que é único en Galicia, está moi elaborado, con moitos trazos, xogando cos volumes», explica Alberto López, quien ha peinado buena parte del norte de A Coruña buscando riqueza patrimonial. «Vilarmaior ten a particularidade de que nos municipios do entorno hai moi pouco granito, si hai lousa, pero os gravados non son de gran entidade».