Los aparcamientos de las playas de Valdoviño tendrán vigilancia privada este verano

La Subdelegación del Gobierno elogia el plan del Concello


VALDOVIÑO

La red de aparcamientos públicos habilitada por el Concello de Valdoviño para este verano, en el entorno de las playas, contará con vigilancia privada. El personal tendrá funciones de auxiliar de policía local. Los agentes municipales participarán en el dispositivo, con la Policía Autonómica y la Guardia Civil, según se detalló en la Xunta Local de Seguridade extraordinaria celebrada el lunes para analizar el plan de seguridad de los arenales diseñado por el Ayuntamiento para los meses de julio y agosto.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, aplaudió «a ambiciosa iniciativa, imprescindible para garantir o bo uso dos areais e a seguridade dos usuarios»; y felicitó al alcalde, Alberto González «polo esforzo e o traballo desenvolvido» para garantizar la seguridad en la situación generada por la crisis sanitaria del covid-19. El plan afecta a las playas de Campelo, O Río, Mourillá, Cristina, Outeiro, A Frouxeira, O Rodo, Baleo y Vilarrube, que suman 168.400 metros cuadrados y para las que se ha establecido un aforo máximo de 42.125 personas.

La capacidad se ha fijado en función de varios parámetros: la superficie, el número empadronados en cada parroquia, la cifra de viviendas y la de personas vinculadas a las segundas residencias, las plazas de alojamientos turísticos o la previsión de afluencia de usuarios del transporte público. El Concello ha habilitado más de treinta aparcamientos en espacios públicos, o privados de uso público, que funcionarán entre las 8.00 y las 21.00 horas. Estará prohibido estacionar en cualquier área no señalizada o adaptada para ello.

Tampoco se podrá aparcar en zonas privadas que no cuenten con viviendas o edificaciones y se restringirá la estancia por la noche y la presencia de autocaravanas, que solo podrán usar los puntos delimitados para ello. El Concello prohíbe desplegar mesas, sillas u otros elementos para comer en la playa, así como juegos de pelota o raqueta, «para garantir a distancia social».

Otra de las medidas que contempla el plan elaborado por el Concello se refiere al transporte público. El Ayuntamiento prevé que se amplíe el servicio de autobuses, en colaboración con la Xunta de Galicia, para facilitar el acceso de los bañistas a sus playas «e contribuír á limitación de uso do vehículo privado». López-Rioboo apeló a la concienciación y la implicación de los usuarios de los arenales para cumplir estas nuevas normas.

En las nueve playas afectadas no se podrán desplegar mesas para comer ni jugar a la pelota

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los aparcamientos de las playas de Valdoviño tendrán vigilancia privada este verano