O Val se queda sin su senda peatonal

La oposición de parte de los vecinos tumba definitivamente el proyecto diseñado para la carretera entre Ferrol y Valdoviño por la Xunta, con apoyo del Concello

.

Narón / la voz

Se acabó. Las continuas protestas de los afectados por la senda peatonal-ciclista de O Val que se pretendía construir en la carretera entre Ferrol y Valdoviño, a su paso por la parroquia naronesa, colmaron la paciencia de la Xunta. La Consellería de Infraestruturas descarta definitivamente poner en marcha este itinerario, debido a la fuerte oposición vecinal. Una veintena de afectados, que reclaman un proyecto alternativo, se manifestaban ayer en el pleno de Narón para criticar la actuación del gobierno local en el asunto y reclamar diálogo a la Xunta.

Varias pancartas, unas crítica con el papel jugado en este asunto por el tripartito naronés, y otra dirigida al gobierno gallego -«Xunta, non á imposición. Por unha senda segura e con menos expopiacións. Falemos»- cubrían ayer el espacio reservado al público en el salón de plenos naronés. Los vecinos, liderados por el edil del partido Eliximos Narón, Alfonso Casal, acudieron dispuestos a hacer oír una vez más sus protestas a los políticos locales.

Insisten en que el proyecto aprobado daña fuertemente sus propiedades, conlleva un trato discriminatorio de unos propietarios frente a otros y crea inseguridad delante de sus casas. Además, aseguran sentirse engañados por los representantes municipales, porque «las supuestas adaptaciones propuestas o son menores o no son legales». Los propios afectados emitían a finales de agosto un comunicado «rexeitando calquera diálogo a nivel individual o colectivo en canto non se presente un proxecto modificado da obra».

Adiós definitivo

La conselleira Ethel Vázquez, que ayer supervisaba sobre el terreno la evolución de las obras de la senda entre Ares y Mugardos, en la que se están invirtiendo 1,5 millones de euros y que estará finalizada este año, aseguraba ayer que la obra de O Val «está adxudicada pero unha oposición veciñal forte está a impedir que se executen os traballos, a pesar de ser unha obra claramente beneficiosa para a zona, e deseñada cos mesmos criterios que o resto de sendas que a Xunta está a executar».

Añadía que «en todo momento, intentouse dialogar cos veciños, ata a pasada semana, e adaptar no posible o proxecto ás súas demandas... Pero a pesar deste esforzo non foi posible iniciar as obras, despois de recibir un trato inaceptable os técnicos da empresa e da Axencia Galega de Infraestruturas». Los afectados «solo mostraron su indignación a los técnicos», justifica en un comunicado Casal.

La titular de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que ayer recorría la senda aresana, pensada como la de O Val para canalizar, de forma segura, el tránsito peatonal o en bici y ordenar el tráfico, indicaba en referencia al caso naronés que «na consellería existe a sensación de que os veciños están sendo mal asesorados, de modo que ao final as obras non van ser executadas e o investimento será destinado a atender outra das numerosas necesidades de sendas que se trasladan desde diferentes concellos galegos».

Sin ir más lejos, en la comarca de Ferrolterra sigue la tramitación de las sendas de Valdoviño y de Franza?Rilo, en Mugardos, cuyas contrataciones se iniciarán entre finales de este año y principios del 2019.

La Xunta confirma que la inversión prevista se dedicará finalmente a otras localidades

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

O Val se queda sin su senda peatonal