El impacto del Pantín Classic alcanza toda la comarca

Un estudio de la Mancomunidad estima en diez millones de euros la incidencia económica que tiene el evento en la zona

.

VALDOVIÑO / LA VOZ

«¡Ojalá hicieran tres al año!», comenta Fernando Díaz Aneiros, al frente de la taberna Las Olas By Pantín, situada a pie de playa y en el epicentro del Pull&Bear Pantín Classic Galicia Pro. «Abrimos el 20 de julio de 2016, es nuestro tercer campeonato y estos días tenemos que reforzar el personal», señala. En el restaurante O Castro notan el efecto de las pruebas, aunque preferirían que se celebraran en septiembre, cuando la temporada comienza a decaer. Pero, por encima de todo, el propietario, Eduardo París, da las gracias a la organización «por haber puesto a Pantín en el mapa, por la cantidad de gente de fuera que viene todo el año a practicar surf». Destaca, además, la repercusión de las escuelas para el sector hostelero.

Un estudio encargado por la Mancomunidad de Municipios de Ferrolterra el año pasado estima en diez millones de euros el impacto económico del Pantín Classic en la zona. Hoteles, casas rurales, apartamentos turísticos y cámpings se llenan durante los diez días de competición, desde Cedeira hasta Narón. «Tenemos varios riders y gente que viene a trabajar en los food-trucks, y esperamos una ocupación alta durante el fin de semana», indicaba ayer Javier Fidalgo, el encargado del Cámping Valdoviño, abierto por su abuelo en 1962. «Me gustaría remarcar el trabajo realizado durante estos tres últimos años por la organización, viene gente de todos lados y beneficia a toda la comarca», subraya.

En los supermercados y tiendas del entorno también se percibe mayor movimiento estos días, con la mezcla de los veraneantes que apuran el mes de agosto y la gente que atrae el Pantín Classic. «Cuantos más eventos se hagan mejor», sentencian en el Aliprox de la Puerta del Sol. El alcalde de Valdoviño, Alberto González, constata la incidencia en el sector hostelero y apunta otros beneficiarios directos de la actividad generada en torno al campeonato, «los vehículos de alquiler y las estaciones de servicio».

«Valdoviño se ha puesto en el mundo gracias al surf», concluye el regidor. Si alguien teclea «surf Galicia» en el buscador de Google, las primeras referencias son sendas fotografías de Valdoviño y Pantín. «Ahí se ve el peso que tiene el municipio, como referencia del surf en todo el mundo», resalta. El Concello contribuye, «con una inversión económica tremenda, la que suponen todas las infraestructuras y servicios, hay 110.000 metros cuadrados de aparcamiento», abunda. La organización cifra en un centenar el número de puestos de trabajo directos que se generan estos días, «desde el montaje de todas las instalaciones a la dirección de competición», sin olvidar los empleos indirectos, a través de proveedores y servicios de hostelería (hay diez food-trucks en el recinto). Si en 2017 pasaron por Pantín 67.000 personas durante los días del campeonato, este año esperan «superarlo con creces». Por delante quedan tres días de plena actividad.

La organización cifra en un centenar los puestos de trabajo directos generados

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El impacto del Pantín Classic alcanza toda la comarca