El embalse de As Forcadas sigue un 20 % por debajo que hace un año

La borrasca Bruno dejó sin luz a vecinos de Valdoviño y Narón, la flota amarrada por segundo día, árboles tirados y daños en el poblado navideño de Ortigueira


ORTIGUEIRA / LA VOZ

El pantano de As Forcadas, en Valdoviño, se mantiene esta semana en el mismo nivel de la anterior, al 54,55 % (seis hectómetros cúbicos) de su capacidad, más de 18 puntos por debajo de la misma semana de 2016, cuando se situó en el 72,73 %, y 19 menos que la media de la última década a estas alturas del año, que alcanza el 73,64 %. Las fuertes lluvias que trajo la borrasca Ana, el pasado 10 de diciembre, sí provocaron un repunte en las reservas de agua del embalse del que se abastecen los municipios de Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos, a través de la depuradora instalada en Catabois, y Valdoviño, con gestión propia.

La situación de la presa del Eume, entre Monfero y A Capela, es mejor. En los últimos siete días el nivel del agua ha crecido casi un punto, hasta el 74,8 %, equivalente a 92 hectómetros cúbicos. El dato refleja un incremento de algo más de seis puntos en relación con la misma semana de 2016, aunque la diferencia respecto al promedio de la última década sigue siendo negativa, con cinco puntos menos de líquido.

Las rachas alcanzaron los 166 kilómetros por hora en Bares y los 138,9 en Cedeira

La borrasca Bruno, la primera del invierno, dejó lluvia en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, pero el mayor impacto se debió al viento, con rachas de hasta 166 kilómetros por hora en Estaca de Bares, la misma intensidad con que azotó la zona Ana, y 138,9 en Punta Candieira, en Cedeira, algo por debajo de los 150 de Ana. Vecinos del municipio de Narón se quedaron sin luz durante unos minutos, pasadas las ocho de la tarde del martes. Las parroquias de Lago y Meirás y algunas viviendas de Valdoviño sufrieron un corte de suministro eléctrico de hasta 64 minutos. La caída de una rama sobre la línea de media tensión fue la causa de ambas incidencias. El viento, que golpeó con mayor virulencia esta vez la comarca ortegana, derribó y desplazó las piezas del poblado navideño de Ortigueira, en los jardines del Malecón. Efectivos del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) amarraron por la noche las figuras para evitar más destrozos y se desplazaron a O Ermo para retirar un árbol que dificultaba el paso por el vial de A Barqueira, y a Espasante, para sofocar un incendio en la chimenea de una casa. Ayer apartaron cables descolgados del puente de Feve, en la glorieta.

El personal del GES de Mugardos retiró una antena desprendida de un tejado de la calle Lousido y recibió el aviso de un árbol caído en A Maravilla, en Vilaboa (Valdoviño), que no consiguió localizar. Los bomberos de Narón atendieron llamadas por la caída de un árbol en la zona de Bazón (Pedroso) y un tendido eléctrico en la calle Miguel de Cervantes. La Policía Local de Ferrol tuvo que sujetar una arcada de la iluminación navideña en la avenida del Rey y el viento derribó contenedores por todas las poblaciones. La flota pesquera tuvo que amarrar, por segundo día consecutivo, debido al mar de fondo, con olas de más de siete metros.

Incidencias en Renfe

Bruno afectó, además, a los servicios ferroviarios. El Alvia Ferrol-Chamartín de ayer por la mañana acumuló un retraso de hasta 50 minutos por la caída de un árbol que obstaculizaba el paso entre Pontedeume y Betanzos. Y el regional de vía estrecha de última hora del martes realizó varias paradas para apartar las ramas que atravesaban la vía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El embalse de As Forcadas sigue un 20 % por debajo que hace un año