Ali Fernández sonríe en Rumanía

Balonmano Debutó con el Râmnicu Vâlcea tras ocho meses de recuperación


FERROL

A mediados de marzo, el ligamento cruzado de su rodilla izquierda le impidió debutar con la selección española cuando se encontraba concentrada con el equipo. Ocho meses después de aquellos días, en los que pasó por el quirófano, y con un cambio de aires por medio, Alicia Fernández Fraga ha podido debutar con su nuevo club, el Râmnicu Vâlcea, en Rumanía. La valdoviñesa de 24 años pisó el parqué el pasado sábado durante varios minutos en la primera mitad y probablemente volverá a jugar esta semana, antes del parón previsto en la liga por el Mundial.

«Aunque para seguir progresando necesito mejorar mi ritmo, las primeras sensaciones fueron buenas. Siempre es especial poder volver a la pista», cuenta Ali ilusionada desde su nueva ciudad de residencia. El médico que la trató en España le dio el alta el pasado 6 de noviembre después de una intensa rehabilitación. En verano lo pasó entre su casa de Valdoviño y un centro de Fene. A continuación, se marchó a Rumanía, donde encontró un gran apoyo en Emilio Guiu, especialista en kinesioterapia del club.

El Râmnicu Vâlcea se llevó el partido del sábado por 26-17 frente al Danubius Galati, rival al que ya dominaban por 12-6 al descanso. En este momento, el equipo marcha tercero de la Liga Florilor, la primera división rumana, con seis triunfos y tres derrotas. El sábado se miden al Slobozia, en un encuentro en el que también podría participar la jugadora, y después llegará el descanso. Por ello, aprovechará para pasarse por Valdoviño durante seis días la próxima semana para visitar a familiares y amigos. 

«Tenía ganas de vivir esto»

Ali Fernández se formó en el Narón y después pasó por Sagunto, Porriño, Valladolid y Bera Bera, antes de despegar hacia su primera experiencia internacional. En su cabeza rondaba desde hace varios meses la idea de salir de España, al igual que muchas jugadoras, y no lo dudó cuando se le presentó la oportunidad. Además, en Rumanía comparte equipo con Marta López, también ex de su último equipo.

En Râmnicu Vâlcea, una ciudad de unos 100.000 habitantes, la jugadora se encuentra a gusto y ya nota la pasión con la que viven el balonmano. «Aquí hay mucha más afición que en España y tenía ganas de vivirlo desde dentro», cuenta. Además, asegura que está feliz en la plantilla. A pesar de estar cerca el Mundial, la recuperación de su lesión parece cercana para ir convocada. Sin embargo, está claro que en el futuro, las Guerreras le esperan.

Iago Muiña coge ritmo en el Bidasoa

Los problemas que arrastró desde el verano en su hombro izquierdo entorpecieron el inicio de la temporada en la Liga Asobal de Iago Muiña, lateral del Bidasoa Irún. El ferrolano de 33 años jugó los tres primeros partidos de la campaña, se ausentó en otros tantos para ser tratado con infiltraciones y ahora lleva tres jornadas cogiendo ritmo de competición. En total marcó cuatro goles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ali Fernández sonríe en Rumanía