Los compañeros del aprendiz fallecido no sabían que había subido a la cubierta de la nave

Las medidas de seguridad de la obra no eran las adecuadas


Ferrol

La Policía Judicial de la Guardia Civil tomó declaración ayer a los compañeros del joven Pablo Torrado Amado, de 22 años y vecino de Laxe, que murió el lunes por la tarde en un accidente laboral en Valdoviño. Según la información a la que tuvo acceso este periódico, los trabajadores, que pertenecen a la empresa Evaristo Castiñeira de la Fuente, manifestaron que desconocían que el joven, que estaba en período de formación, hubiese subido a la cubierta de una nave de Industrias Cándido Hermida, desde la que se cayó al fallar una uralita.

Debido al mal tiempo, los trabajos que realiza la citada firma mediante una subcontrata se concentraron ese lunes en la parte baja de las naves. Los operarios le pidieron a la víctima que fuese a buscar unas tijeras, en la creencia de que estaban por alguna parte de la planta baja, pero el joven se subió al tejado en el que, al parecer, se encontraba la citada herramienta.

El accidente se produjo poco antes de las seis de la tarde y agentes de la Guardia Civil, tras levantar el oportuno atestado, custodiaron durante toda la noche la obra, a fin de que nadie pudiese modificar el escenario del suceso.

Ayer por la mañana, técnicos de la Inspección de Traballo examinaron el lugar y, según la información que trascendió, detectaron varias anomalías en los sistemas de seguridad de las obras, como el hecho de que los arneses no cumplían la normativa establecida, lo que podría derivar en una sanción administrativa a la empresa subcontratista.

Desde la Federación de Construcción e Madeira de la CIG se hizo público ayer un comunicado para mostrar la solidaridad y apoyo a la familia y a los compañeros del fallecido y para lamentar una nueva muerte en un accidente laboral. Al mismo tiempo, el sindicato hace un llamamiento para que este tipo de sucesos no se repitan e insiste en la necesidad de la prevención, principalmente en el sector de la construcción. «A prevención non debe ser considerada un mero trámite, polo que é necesario darlle a importancia que ten, para evitar acontecementos como este», señala la CIG. Añade que, sin entrar a valorar lo ocurrido en este accidente, ya que la investigación sigue abierta, una vez más, el sindicato nacionalista denuncia «a excesiva subcontratación que hai no sector da construción e que moitas veces vai en detrimento das condicións de seguridade e saúde, e tamén nas salariais».

Para la CIG, la situación de crisis económica también influye en que las condiciones de seguridad pasen a un plano secundario, debido muchas veces a los bajos precios que llevan a las empresas a recortar en todos los aspectos, incluida la prevención.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los compañeros del aprendiz fallecido no sabían que había subido a la cubierta de la nave