Una coleccionista de premios muy precoz

Con solo 14 años, Noreia Hermida cuenta ya con once galardones en su brillante palmarés musical


ferrol / la voz

No es la primera vez que sale en las páginas de este periódico. Y seguramente no será la última. Porque para Noreia Hermida Pérez -alumna de piano y flauta travesera en el Conservatorio Xan Viaño de Ferrol- lo de presentarse a un concurso y llevarse los laureles ha pasado a convertirse en algo casi casi habitual. Con solo 14 años, esta joven de San Sadurniño atesora ya once galardones musicales, de los cuales los dos últimos los cosechó el pasado mes de noviembre en el XXI Premio Infantil de Piano Santa Cecilia 2017 de Segovia -que convoca la Fundación Juan de Borbón-, en el que Noreia fue elegida como mejor intérprete de música española y obtuvo un segundo puesto en el apartado de música clásica. «El primero lo consiguió con Cinco danzas gitanas, de Joaquín Turina, y el segundo con una secuencia en la que interpretó piezas de Bach, Beethoven y Chopin», cuenta orgullosa Liliana, la madre de la joven.

Para encontrar el origen de todos estos éxitos hay que remontarse ocho años atrás, cuando Noreia, con solo cuatro, comenzó a asistir a clases en la Escola da Vaca, donde su talento no pasó desapercibido para su profesora de piano, Susana Díaz. Con ocho se presentó a las pruebas de acceso al Conservatorio Xan Viaño de Ferrol, pero -por raro que pueda parecer- no consiguió plaza en piano, por lo que se apuntó a flauta travesera. Y fue al año siguiente, tras prepararse durante varios meses por su cuenta con el profesor Manuel Legazpi, cuando por fin consiguió su ansiada plaza en piano, entrando directamente en segundo curso de elemental.

Ahora cursa tercero de grado profesional de ambas especialidades -piano, con Genaro Fernández, y flauta, con Víctor Carral-, pero, como va muy adelantada, este mismo mes tiene previsto presentarse a una prueba para promocionar ya a cuarto.

Constancia y trabajo

¿Por qué ha logrado destacar tanto Noreia? Tal vez en gran parte se deba a un talento innato para la música, aunque su madre también lo achaca a lo «constante» y «trabajadora» que es esta joven coleccionista de premios. Y ella, al preguntarle, no hace sino confirmar sus palabras. «Además de las diez horas semanales de clase en el Conservatorio, siempre procuro practicar en casa una o dos horas al día, y si no me da tiempo, intento recuperar lo que no he podido hacer el fin de semana», cuenta Noreia, quien además del esfuerzo que le requiere su formación musical también tiene que hincar los codos para sacar adelante las asignaturas de tercero de la ESO que cursa en el CPI San Sadurniño.

Entre sus ídolos, la alumna cita a clásicos como Chopin -«que es mi favorito, porque soy muy romántica»-, Bach o Beethoven, aunque confiesa que también siente devoción por maestros de la música española como Albéniz, Granados y Turina y adora los ritmos del pop británico de Coldplay.

Mirando al futuro, Noreia se ve a sí misma presentándose a más premios y estudiando durante muchos años más para poder obtener el título de piano y flauta en el conservatorio superior de música. Y tras alcanzar ese sueño, la joven espera conseguir otro todavía más difícil. «De mayor me encantaría ser concertista, pero tampoco me importaría dirigir alguna orquesta importante», dice ilusionada. Desde luego, ganas y ambición no le faltan.

EN CORTO

Inicios. Noreia Hermida inició su formación a los cuatro años en la Escola da Vaca.

Baches. No logró pasar la primera prueba para estudiar piano en el Xan Viaño, pero al año siguiente volvió a presentarse y entró directamente en segundo.

Premios. Tiene once, casi todos de piano, entre ellos el del Eixo Atlántico y tres del concurso de la SAF.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una coleccionista de premios muy precoz