La familia del eumés que dejó escrita su esquela ya cumplió su última voluntad

Su sobrina Iria diseñó un libro-álbum con fotos y mensajes de Manolo Lamas Pita, que sus amigos pueden ver en la cafetería El Futbolín

Iria Lamas Leira con el libro que diseñó con los recuerdos de su tío Manolo
Iria Lamas Leira con el libro que diseñó con los recuerdos de su tío Manolo

Ferrol

La familia de Manolo Lamas Pita, el vecino de Pontedeume fallecido a mediados del pasado mes de marzo y que se despidió de los amigos a través de su propia esquela, ya ha cumplido su última voluntad. Desde ayer, en la cafetería El Futbolín de la villa de los Andrade se puede consultar el libro-álbum diseñado por su sobrina Iria, que contiene fotos del fallecido desde que tenía cuatro años, los mensajes de wasap que le siguieron enviando amigos y conocidos, como él puso en su necrológica, y la repercusión que tuvo en las redes sociales la noticia de su despedida publicada por La Voz.

El álbum de recuerdos de Manolo está depositado en la cafetería El Futbolín como recuerdo para sus amigos
El álbum de recuerdos de Manolo está depositado en la cafetería El Futbolín como recuerdo para sus amigos

Según explicó ayer su hermano Antonio, de este modo se cumple el deseo de Manolo, que los tres últimos tres meses de su vida no pudo ver a sus amigos, «porque teníamos miedo que se contagiase de coronavirus y quería que tuviesen un recuerdo de él». Y como ya anunciaba en su esquela, ese recuerdo está a disposición de todos en El Futbolín, «que era su segunda familia», apunta su hermano Antonio.

Manolo Pita tenía 69 años y los que lo conocían aseguran que siempre fue un adelantado a su tiempo, muy moderno con un historial muy curioso. Era muy conocido y querido en la villa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La familia del eumés que dejó escrita su esquela ya cumplió su última voluntad