El Plan Básico Autonómico cambia las fronteras de Miño en 14 lugares

Dolores Vázquez MIÑO /LA VOZ

PONTEDEUME

cesar delgado

El Concello impulsa una campaña a nivel autonómico para buscar una solución

02 may 2019 . Actualizado a las 18:21 h.

Las fronteras de Miño han mudado y lo han hecho sin que los vecinos afectados y el propio Concello fuesen alertados de ello. El Plan Básico Autonómico (PBA), aprobado el pasado julio, es el que establece nuevos límites al municipio. Este documento «constitúe unha ferramenta dinámica que resulta indispensable para plasmar sobre o territorio a complexa realidade da normativa sectorial e dos instrumentos de ordenación do territorio, así como a identificación dos asentamentos de poboación existentes: permite dispoñer de toda a información relevante dende o punto de vista territorial, actualizada e de acceso universal, en todo o ámbito da nosa comunidade autónoma», según la Xunta, pero en la práctica solo en el caso de Miño supone un cambio de delimitaciones en 14 puntos.

El Concello se dio cuenta de los nuevos lindes a raíz de los problemas surgidos con un camino en Boebre, el de Bollo, que se pretendía asfaltar con un plan provincial, una partida por la que se optó por cambiar el destino ya que ese vial, según el PBA, se encuentra en territorio de Pontedeume. El cambio se debatió en uno de los últimos plenos, no exento de polémica.

El alcalde miñés, Ricardo Sánchez, remarca que «se trata de un problema a nivel autonómico» y ya ha alertado a la Fegamp para buscar una solución. «Miño tiene 14 zonas afectadas por las anomalías entre el Plan Básico Autonómico definido por los límites marcados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Plan Xeral de Ordenación Urbana», resalta el regidor.