De A Coruña a Pontedeume, en bus urbano y sin cinturón de seguridad

Una viajera denuncia que Arriva utiliza de forma «habitual» vehículos de ciudad para realizar los trayectos de la línea que une Ferrol y A Coruña por carretera


Eva Eiroa es una opositora eumesa que habitualmente tiene que desplazarse a la ciudad herculina para acudir a la academia. Siempre utiliza la línea Ferrol-A Coruña por carretera (que pasa por el Pedrido o Betanzos, dependiendo del horario), porque el servicio directo por la AP-9 no para en Pontedeume. El martes pasado, cuando se disponía a regresar a casa, se topó con una desagradable sorpresa en el andén de la estación coruñesa: el vehículo que esperaba a los viajeros no era un autobús de media distancia, sino un bus urbano. «No me parece de recibo que para un trayecto de más de una hora de duración y que no es precisamente barato (el billete cuesta 5,20 euros) pongan un autobús de este tipo, porque resulta muy incómodo, y además en este caso no había cinturones de seguridad en los asientos», advierte indignada esta usuaria, que ya presentó una reclamación a la compañía.

La situación volvió a repetirse el viernes, cuando Eiroa utilizó la misma línea para realizar el trayecto Pontedeume-Ferrol. «Volvieron a poner un bus urbano y, por si eso fuera poco, llegó a Pontedeume con media hora de retraso desde A Coruña», advierte enfadada al tiempo que matiza que en ese trayecto el vehículo sí llevaba cinturones de seguridad. Pero para esta usuaria lo peor no fueron esos dos trayectos en sí, sino el hecho de que la utilización de autobuses urbanos por parte de Arriva para cubrir la línea A Coruña y Ferrol por carretera se está convirtiendo en algo «habitual».

Lo sabe porque los pasados meses de enero y febrero estuvo trabajando en A Coruña y tuvo que coger el autobús con asiduidad. «Entonces también pusieron buses urbanos para cubrir la línea y hasta hubo veces que nos dejaron a oscuras en el trayecto», lamenta.

Eiroa ha decidido denunciar públicamente estos hechos porque considera que los pasajeros de la línea por carretera están siendo discriminados con respecto a los que emplean el servicio que va por autopista. «Al tratarse de una línea que está olvidada abusan de la gente; puede que no sea un servicio tan utilizado como el bus directo, pero esta línea sigue teniendo bastantes viajeros y, entre ellos, mucha gente mayor. Los fines de semana, por ejemplo, hay muchas veces que va lleno, porque han reducido las frecuencias».

La compañía asegura que el autobús está autorizado para rutas interurbanas

Arriva también dice que el vehículo puede circular sin cinturones, al estar matriculado antes del 20 de octubre del 2007

En repuesta a la denuncia realizada por la vecina eumesa, la compañía Arriva ha asegurado que el autobús que realiza la línea A Coruña-Ferrol con parada en Pontedeume «es un autocar autorizado para rutas interurbanas» y añade que «se trata de un vehículo para el que está permitido viajar sin cinturón, al haber sido matriculado con anterioridad al 20 de octubre de 2007 (fecha en que entró en vigor la obligatoriedad de instalar el cinturón de seguridad en autobuses y autocares)». Además, asegura que «las luces son regulables en intensidad y no se ha detectado ningún fallo». Y añade que, «por supuesto, el autobús pasa la revisión de la ITV cada 6 meses».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

De A Coruña a Pontedeume, en bus urbano y sin cinturón de seguridad