Brais Casás quiere pegar el estirón

El joven eumés busca un billete para su primer Europeo absoluto


Ferrol

Conforme va cumpliendo años, los retos que se pone son cada vez más mayúsculos y, por lo tanto, más difíciles de alcanzar. Brais Casás (Pontedeume, 23 años) recorrerá mañana sus primeros mil metros en una de las pistas de piragüismo con mayor tradición, la de Szeged, en Hungría, donde el deporte del kayak y la canoa es una institución.

Tendrá que quedar entre los 12 primeros de la Copa del Mundo para conseguir una plaza en el Europeo absoluto, que se convertiría en el primero de su trayectoria. Competirá contra 42 de los mejores palistas del planeta en la modalidad de C1 1.000 metros, su preferida. Para ello, junto a otros componentes del equipo nacional, cogió un vuelo en Madrid en la tarde de ayer. El día de hoy servirá para comprobar las embarcaciones y coger contacto con el agua. Mañana, a las 9.18 horas, disputará la primera ronda.

«Está muy complicado porque van a estar los mejores canoístas, los que fueron a los Juegos Olímpicos. Pero son personas, no son invencibles. Lo puedo conseguir perfectamente», deja claro Casás, formado en el Firrete eumés, pero desde hace dos años con ficha en el Kayak Tudense. Por citar varios ejemplos, en Hungría estarán la plata olímpica de la prueba, Isaquías Queiroz (Brasil), y dos finalistas más, Martin Fuksa (República Checa) y Carlo Tacchini (Italia). Además, en su serie eliminatoria estará el vencedor en la final B de Río, el polaco Tomasz Kaczor. 

«Mejorando poco a poco»

La temporada actual de Casás empezó de forma «normal», dice él, pero considera que ha ido «mejorando poco a poco», aunque sin llegar a sentirse todavía al cien por cien. No obstante, dejó muestras de su progresión en la Copa de España de 1.000 metros, en la que se colgó tres platas. Después de Brandemburgo (2011), Montemor (Portugal, 2012), Poznan (Polonia, 2013), otra vez Montemor (2015) y Plovdiv (Bulgaria), la campaña pasada, la de Szeged será la sexta parada internacional de su carrera.

Será la primera y única oportunidad para lograr la plaza en el Europeo, ya que, aunque los piragüistas españoles tienen una nueva opción en Serbia la próxima semanas, él no podrá acudir por motivos familiares. En agosto, a mayores, se jugará la clasificación para el Mundial, siempre con preferencia para su distancia idónea, los mil metros.

Brais Casás, por lo tanto, quiere pegar el estirón «En el Tudense entrenamos duro, tirando unos de otros, picándonos un poco y mejorando día a día», cuenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Brais Casás quiere pegar el estirón