El supermercado Claudio de Ortigueira, el único de la zona que ayuda a «salvar» la comida

ANA F. CUBA ORTIGUEIRA / LA VOZ

ORTIGUEIRA

Raquel Bellas lleva casi cinco años al frente del establecimiento de la avenida da Penela
Raquel Bellas lleva casi cinco años al frente del establecimiento de la avenida da Penela

Ofrece lotes de alimentos frescos y otros productos a punto de caducar por 3,99 euros, desde la aplicación Too Good to Go

10 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Raquel Bellas (Couzadoiro, 40 años), al frente del supermercado Claudio de Ortigueira desde hace un lustro, descubrió la aplicación Too Good to Go a través de un viajero al que sigue en la red social TikTok. «En una tienda siempre se desperdician alimentos, fruta que viene manchada, un pimiento roto, verdura que no aguanta mucho, productos que van a caducar y que tienes que tirar, otros de consumo preferente que si no se venden se quedan ahí...», explica. La aplicación le permite evitar que todos estos comestibles acaben en el contenedor, «y el cliente se ahorra un dinero por un producto que, en realidad, es el mismo».

En diciembre, cuando se registró en Too Good to Go, solo entregó un pedido, y en lo que va de año ha logrado «salvar» ocho lotes, lo que equivale a evitar 20 kilos de emisiones de CO2 a la atmósfera, según la información que le proporciona la aplicación. «Me pareció muy buena idea, entre todos reducimos el desperdicio y la contaminación», recalca. De las diversas opciones que ofrece, Raquel ha escogido el lote de 3,99 euros. Cuando el cliente efectúa la reserva, a través de la aplicación, no sabe qué se encontrará al llegar a la tienda, pero sí que el coste real de los productos es de 12 euros, tres veces más de lo que va a pagar.

Consumo y venta «

sostible

»

«Mi intención inicial es salvar un pack al día, al cliente le dan un código de reserva, que es el mismo que tengo yo», indica. La recogida se efectúa en la última media hora de funcionamiento del supermercado, de 20.30 a 21.00 horas (abre de lunes a sábado, de 9.00 a 15.00 y e 17.00 a 21.00, y domingos y festivos, de 9.30 a 14.00). Noa, una de sus primeras clientas, asegura que «a experiencia é estupenda» y lamenta que, de Viveiro a Ferrol, sea el único establecimiento que se haya apuntado a este tendencia de consumo y venta «sostible».

Raquel es técnico superior en dietética y nutrición. Estudió en A Coruña, donde empezó a trabajar en una multinacional norteamericana de suplementos alimenticios. Después se trasladó a Madrid, con la misma empresa, hasta que decidió regresar a Couzadoiro por un problema de salud. «Mi intención era volver a irme, pero un día me llamó mi hermana para decirme que Mariluz y Lando [los propietarios del mesón Río Sor, justo frente a la tienda] le habían comentado que Xiró traspasaba el supermercado», relata. Y se hizo empresaria. «Fue complicado, es una tienda pequeñita y había que hacerle cambios, pero con ayuda del personal de Gadisa y de mi familia fuimos renovándolo todo».

El negocio «funciona bien» y ha podido contratar a una empleada. «Todo está informatizado y desde el principio instalé datáfono para poder pagar con tarjeta», comenta. Ahora también se puede abonar la compra a través de la aplicación Bizum, desde el teléfono móvil. Además, ha ampliado la oferta, con productos locales, como las conservas de La Pureza (fabricadas en Cariño), ecológicos y biológicos, «que tienen cada vez más demanda, sobre todo entre la gente joven».

Vende prensa y pan, empanadas y bollería de siete panaderías de la zona: Miguel (Devesos), Giz (Cuíña), Maruxa (Espasante), Picos (O Barqueiro), O Forno de Loiba, Montoxo (Cedeira) y As Campeiras, Ortigueira). «El pan es uno de los productos que más se vende», subraya. El Festival do Mundo Celta es su gran reto anual, por la avalancha de gente y ventas. Y en los primeros meses de la pandemia vivió «la locura del papel higiénico, la levadura, la lejía, los desinfectantes y el alcohol».

Una tienda en línea

Siempre con ganas de innovar y adaptarse a las necesidades de los consumidores, Raquel se prepara para abrir, dentro de unas semanas, su tienda en línea, en la web Supermercados Claudio Ortigueira, con envíos a toda España. «Tienes que estar en constante evolución, por ti y por los clientes. La gente joven compra cada vez más por Internet -constata-, y los mayores requieren atención personalizada».