Ortigueira da otra vida a los envases de plástico

Vecinas y alumnos del CEIP José María Lage reutilizan botellas de leche y de agua para diseñar muñecos, campanas o bolas para la decoración navideña del pueblo


ORTIGUEIRA / LA VOZ

De una botella de plástico de color blanco, en las que suele envasarse la leche, se puede hacer un muñeco de nieve, un pingüino o una campanilla de Navidad. Una botella de plástico transparente, las más comunes para el agua, se puede rellenar con florecillas o con nieve para decorar. A partir de las bases, con pequeños cortes, se obtienen flores; y de la unión de varios tapones se consigue una estrella. Si el plástico es blanco se pinta con rotulador permanente y se transforma al gusto. Mónica Bouza, vecina de Ortigueira, conoce bien las técnicas para reutilizar envases de plástico, y las ha compartido con varias amigas y con alumnos del CEIP José María Lage.

Del trabajo realizado por Mónica, Luisa Suárez, Sara Villar y Consuelo Pigueiras, y por escolares del centro han salido las figuras navideñas que decoran la balaustrada de la escalera de acceso al consistorio local y los árboles que flanquean la entrada; la barandilla del cenador de la plaza de Isabel II; el paseo de la Alameda (repleto de guirnaldas) y los jardines (con algún pingüino despistado); o el acebo de la plaza de las Tres Farolas. Para este último han empleado botellas de color rosa, con las que la marca Solán de Cabras contribuye al programa de atención psicológica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Los adornos del acebo de la plaza de las Tres Farolas son de color rosa, contra el cáncer

El árbol se ha teñido de rosa, con una estrella en la punta, «también hecha de plástico y recubierta de purpurina», explica la impulsora de esta iniciativa. El año pasado, un grupo de vecinas del barrio de A Magdalena confeccionaron adornos de Navidad con calceta y ganchillo. «Este año, me llamó la concejala [Belén Bello] para saber si íbamos a hacer algo, y pensé que sería buena idea reutilizar plásticos. Hablando con el colegio, organizaron talleres por las tardes y después, para que pudieran participar los niños de todos los cursos, también se hicieron en horario lectivo», detalla Mónica. Los colegiales diseñaron adornos para sus casas y también para dar color a Ortigueira.

La iniciativa busca concienciar sobre el exceso de plástico que se genera, para reducir el consumo

Entre todos han demostrado que «con poquito dinero se pueden hacer cosas, a partir de platos de plástico o vasos que van quedando por casa, botellas [que pidieron a bares o restaurantes] o yogures», destaca Mónica. «Mucha gente se echa para atrás porque dice que no sabe, basta con ponerse o buscar en Internet, hay mil opciones», abunda. El propósito de esta iniciativa va más allá de que la Navidad se aprecie en las calles de A Madalena o Príncipe, o las avenidas da Penela y Escola de Gaitas. «La idea es concienciar a los padres sobre la cantidad de plástico que generamos, para reducirla, y que los niños lo vean», subraya Mónica, mientras coloca las últimas cajitas de regalo y los lazos elaborados a partir de botellas rosa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ortigueira da otra vida a los envases de plástico